Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 15 de septiembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en IBEX 35 Martes, 30 de septiembre de 2014 02:00

Enagás entra con un 16% en Trans Adriatic Pipeline (TAP)

El proyecto se centra en el desarrollo de un gasoducto de 871 km de longitud que enlazará Grecia, Albania e Italia. El proyecto forma parte del Southern Gas Corridor, diseñado para suministrar gas natural procedente del Mar Caspio a Europa. Esta infraestructura, junto con el proyecto del corredor MidCat entre España y Francia a través del Pirineo, son claves para la seguridad energética europea. Enagás y Fluxys han participado conjuntamente en el proceso de adquisición de las participaciones de Total y E.ON en el proyecto TAP.

 

La estructura accionarial de TAP queda formada por BP (20%), Socar (20%), Statoil (20%), Fluxys (19%, previamente tenía un 16%), Enagás (16%) y Axpo (5%). El proyecto contempla la construcción de un gasoducto de 871 km de longitud que unirá Turquía con Italia, a través de Grecia y Albania, incluyendo las estaciones de compresión asociadas. Por Grecia discurrirán 547 km, por Albania 211 km, por Italia 8 km y de forma offshore, por el Mar Adriático, 105 km, con una capacidad inicial de 10 bcm.

 

En línea con el calendario del yacimiento de Shah Deniz en el Mar Caspio, las primeras entregas de gas a TAP en Europa están previstas aproximadamente para 2019. Este gasoducto forma parte del denominado Southern Corridor, un proyecto diseñado para suministrar gas natural procedente del Mar Caspio a Europa, lo que contribuirá a garantizar la seguridad de suministro de la Unión Europea. TAP fue incluido como Project of Common Interest (PCI) de la Unión Europea en octubre de 2013 y es clave para la integración del mercado de gas europeo.

 

Este proyecto es una vía de aprovisionamiento complementaria a la de la interconexión con Francia a través del Pirineo (MidCat), que también está considerado como PCI y por el que España apuesta para reforzar la seguridad de suministro en Europa.

 

Según los analistas de Renta 4, Enagás puede desempeñar en estas dos infraestructuras un papel fundamental como compañía experta en el sector y como TSO (Transmission System Operator) certificado por la Unión Europea.

 

El mercado europeo es uno de los ejes clave de crecimiento internacional contemplados en la Actualización Estratégica 2013-2015 de Enagás, por lo que la entrada en este proyecto constituye un paso clave en el proceso de internacionalización de la compañía. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.