Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 24 de febrero de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Martes, 13 de noviembre de 2018 09:00

Hoy veremos hasta dónde quieren tensar la cuerda los populistas italianos

Link Securities | Tras un inicio de sesión relativamente tranquilo, los mercados de valores europeos fueron cediendo posiciones hasta terminar la jornada con significativas caídas, lastrados por el negativo comportamiento de la bolsa estadounidense.

 

En este sentido, señalar que la revisión a la baja de sus expectativas de resultados de la compañía especializada en software de reconocimiento facial Lumentum Holdings, tras anunciar que uno de sus principales clientes había reducido drásticamente sus pedidos para el trimestre en curso hizo saltar todas las alarmas, al determinar los analistas que el cliente era Apple y que esta compañía estaría pensando en reducir casi el 30% sus pedidos para el iPhone como consecuencia de la debilidad de la demanda, especialmente en emergentes y en China. Todo ello provocó un fuerte castigo a las acciones de Apple, que cerraron el día con una caída del 5%, así como a las de todos sus proveedores -las de Lumentum cedieron al cierre el 33%-, lo que terminó arrastrando a la baja a todo el sector tecnológico, primero, y al resto del mercado, después, provocando fuertes caídas al cierre de todos los principales índices bursátiles de Wall Street.

 

Así, y por segundo día de forma consecutiva el miedo de los inversores a que el crecimiento de la economía mundial, incluida la estadounidense, haya tocado techo, provocó ventas masivas en la renta variable occidental.

 

Pero ayer “la acción” no se limitó a la renta variable, ya que el mercado de divisas copó gran parte del protagonismo. Así, la fortaleza del dólar, que ayer alcanzó su nivel más alto desde enero de 2017 respecto a la cesta de principales monedas, también estuvo detrás de la debilidad de las bolsas, especialmente de la estadounidense, ya que cerca del 40% de los resultados de las compañías que integran en S&P 500 provienen del exterior, por lo que un dólar fuerte les penaliza.

 

Pero la fortaleza del dólar también fue consecuencia de la debilidad de otras divisas, especialmente de la libra, muy penalizada por el encallamiento de las negociaciones del Brexit, que pueden acabar provocando una profunda crisis política en el Reino Unido, y del euro, divisa que sigue “penando” como consecuencia de la debilidad de la economía de la región -mañana Alemania publica su primera estimación del PIB del 3T2018 y puede que éste haya decrecido en términos intertrimestrales; el consenso espera un descenso del 0,1% frente al 2T2018- y, sobre todo, del conflicto presupuestario abierto por el Gobierno populista italiano, conflicto que amenaza con volver a poner en entredicho los fundamentos de la Zona Euro.

 

En este sentido, señalar que hoy el Gobierno italiano debe contestar a la Unión Europea, que le solicitó hace unos días la modificación del mencionado presupuesto, al no respetar el mismo las normas en términos de déficit público de la región. El ministro de Finanzas, el moderado Tria, aboga por una reducción de las estimaciones de crecimiento del PIB italiano, que iría acompañada de una reducción del gasto público, como punto de partida de una negociación con la Unión Europea. Está por ver si los partidos populistas que sostienen al Ejecutivo italiano están por la labor de ceder o no y si la Comisión Europea (CE) acepta la propuesta.

 

Hoy será este tema uno de los principales focos de atención para los inversores. De momento el euro parece haberse estabilizado, pero su comportamiento va a decir mucho sobre cómo reaccionan los inversores al devenir de los acontecimientos relacionados con este “problema”.

 

Por lo demás, señalar que las ventas se han extendido esta madrugada a los mercados de valores asiáticos, siendo penalizados los valores del sector tecnológico, especialmente los relacionados con la telefonía móvil y sus proveedores. No obstante, las noticias de que el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, habría reanudado las conversaciones con su homólogo chino, el viceprimer ministro Liu He, sobre un acuerdo que aliviaría la tensión comercial, antes de una reunión de los líderes de China y Estados Unidos programada para el fin de mes creemos que va a servir como “bálsamo” a los mercados de valores europeos, al menos a la apertura. En el corto plazo, una tregua comercial o un acuerdo de mínimos entre ambas potencias creemos que podría ser el catalizador que necesitan las bolsas mundiales para estabilizarse e, incluso, girar al alza.

 

Reiteramos la relevancia que damos a lo que puede ocurrir hoy en relación a la crisis presupuestaria italiana. Atención, por tanto, al comportamiento del euro y de la deuda italiana, ya que hoy se podría determinar hasta qué grado quieren “tensar la cuerda” los populistas italianos. Mucho nos tememos que al final, como ocurrió con Grecia, serán los mercados los que les den un baño de realidad.

 

Por último, y en lo que atañe a la agenda macro del día, destaca la publicación en Alemania de la lectura final de octubre del IPC, así como de los índices ZEW de noviembre, índices que miden la percepción que los grandes gestores de fondos y los analistas tienen sobre el estado de la economía alemana, índices que, como mostramos en el gráfico adjunto, llevan meses deteriorándose. Además, en lo que hace referencia a la temporada de presentación de resultados, señalar que en la Bolsa española destacan los del integrante del Ibex-35 Técnicas Reunidas (TRE), mientras que en Europa destacan la publicación de los de la británica Vodafone, la alemana Bayer y la italiana Mediaset. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.