Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 24 de octubre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 17 de septiembre de 2020 08:30

La Fed cumple el guión: mantendrá los tipos, tolerará una inflación +2% e insistió en su capacidad de emplear más medidas

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Los principales índices europeos cerraron ayer en su mayoría con ligeros avances, en una sesión en la que muchos inversores actuaron con prudencia, a la espera de conocer qué es lo que hacía y decía la Reserva Federal (Fed) tras la reunión de dos días de su Comité de Mercado Abierto (FOMC).

Cabe señalar que en las bolsas europeas volvió a destacar el gran comportamiento de los valores del sector de la distribución minorista tras la buena aceptación que tuvieron en el mercado los resultados del 2T2020 de Inditex (ITX), que superaron con creces lo esperado por los analistas. En este sentido, destacaríamos la exitosa estrategia de transición que está llevando a cabo la compañía desde un modelo de negocio basado principalmente en la distribución de sus productos a través de tiendas físicas a uno mixto, en el que las ventas online tienen cada vez más peso y están creciendo a tasas muy elevadas. Tras la publicación de los mencionados resultados, las acciones de Indiex subieron con fuerza, con lo que han recuperado casi un 14% en las últimas dos sesiones, siendo fundamental este hecho para que el Ibex-35 se haya comportado en este periodo de tiempo sensiblemente mejor en términos relativos que el resto de los principales índices bursátiles de la región, al ser Inditex la compañía de mayor capitalización bursátil de las que integran el Selectivo.

 

Pero la atención de los inversores estaba ayer centrada en la Fed y, por la reacción de la bolsa estadounidense ayer tras la publicación del comunicado de la reunión y la intervención de su presidente, Powell, en rueda de prensa, “su actuación” no terminó de gustar a todos. Así, la Fed cumplió con el guion previsto: i) revisó al alza sus expectativas de crecimiento para la economía estadounidense -espera ahora una contracción del PIB en 2020 del país del 3,7% frente a la del 6,5% que esperaba antes del verano-, aunque supedita sus nuevas estimaciones a la aprobación por parte del Congreso de un nuevo plan de estímulo fiscal; ii) confirmó que la mayoría de los miembros del Comité no esperan subidas de los tipos de interés oficiales hasta finales de 2023; iii) reiteró que dejará que la inflación se sitúe por un tiempo por encima del 2% hasta que se logre el objetivo de reducir la tasa de desempleo hasta niveles prepandemia; iv) reiteró su capacidad de implementar nuevas políticas monetarias expansivas de considerarlo necesario y v) Powell volvió a presionar al Congreso para la aprobación de un nuevo plan de estímulos fiscales, señalando que la no aprobación del mismo es uno de los mayores riesgos a la baja para que se cumplan las estimaciones de la Fed, que se han realizado contando con este nuevo programa.

 

Por tanto, el resultado del FOMC debería haber sido neutro para las bolsas. Sin embargo, y como suele ocurrir en estos casos, muchos inversores querían algo más de la Fed; esperaban algún anuncio de nuevas medidas para impulsar la economía, algo que habría sido contradictorio en nuestra opinión cuando el banco central estadounidense considera que la economía del país está comportándose mucho mejor de lo esperado.

 

Así, al cierre los principales índices bursátiles de Wall Street terminaron lejos de sus niveles más altos del día, con el Dow Jones ligeramente al alza y el S&P 500 y el Nasdaq Composite en negativo. Sí se pudo observar como el mayor optimismo de la Fed en lo que a la marcha de la economía hace referencia provocó una nueva rotación sectorial, con los inversores apostando por las compañías más ligadas al ciclo económico, como los bancos, las empresas industriales y las de la energía - estas últimas se vieron beneficiadas por la fuerte subida del precio del crudo WTI como consecuencia de la llegada del huracán Sally, que ha provocado mayores cierres de producción de lo esperado inicialmente en la zona del Golfo de México-, mientras reducían posiciones en los valores de crecimiento y en los de momento, especialmente en los tecnológicos, los cuales habían subido mucho en las últimas sesiones.

 

Hoy esperamos que las bolsas europeas abran a la baja, siguiendo de este modo la tendencia mostrada ayer al cierre por Wall Street y esta madrugada por las bolsas asiáticas. Sin embargo, la fuerte revalorización experimentada por el dólar tras la reunión del FOMC -la no implementación de nuevas medidas de política monetaria expansiva y la revisión al alza de las expectativas de crecimiento para la economía estadounidense explicarían este comportamiento- es una buena noticia para las empresas exportadoras europeas, aunque no tanto para las relacionadas con las materias primas minerales, que hoy podrían liderar las caídas en estos mercados, al mantener los precios de sus productos una elevada correlación inversa con la divisa estadounidense.

 

Por lo demás, decir que habrá que seguir muy atentos a las noticias que lleguen desde el Reino Unido con relación al brexit. En ese sentido, señalar que ayer varios medios filtraron que el primer ministro británico, Johnson, había alcanzado un principio de acuerdo con los miembros díscolos de su partido en lo que hace referencia al proyecto de ley con el que pretende modificar el acuerdo para la salida del país firmado el año pasado con la Unión Europea (UE). También habrá que estar atentos al comunicado que emita el Banco de Inglaterra (BoE) tras la reunión que celebra hoy su Comité de Política Monetaria, del que, en principio, no esperamos sorpresas en forma de nuevas medidas, pero sí un avance de las que estaría dispuesto a adoptar el Comité en un futuro, de considerarlo necesario. En este sentido, destacar que esta madrugada el Banco de Japón ha cumplido también con lo previsto, y no ha anunciado modificación alguna de sus actuales políticas monetarias.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.