Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 07 de diciembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Miércoles, 06 de marzo de 2019 08:00

Dada la incertidumbre, el BCE puede continuar laxo

Franck Dixmier (Allianz GI) | Los cambios en la economía de la zona euro han aumentado las expectativas de que el banco central será más preciso sobre las causas de la desaceleración en su próxima reunión. Creemos que el BCE continuará demorando las subidas de tipos y al mismo tiempo anunciará un nuevo programa de liquidez para los bancos.

 

 

En el contexto del deterioro de las perspectivas económicas de la zona euro y la caída de las expectativas de inflación, los mercados están muy centrados en la reunión del Banco Central Europeo el 7 de marzo. Esperamos que el BCE actualice sus pronósticos de crecimiento e inflación, dado que, en su reunión de enero, los miembros del BCE reconocieron la desaceleración aunque cuestionaban su duración y los impactos a medio plazo. Además, el acta de esta reunión mostró que al BCE le resultó difícil llegar incluso a esta conclusión incierta.

 

Esta vez, esperamos que el banco central proporcione un análisis más preciso sobre el impacto de la desaceleración en las perspectivas a medio plazo de la zona euro y la probabilidad de un repunte en la segunda mitad del año. También será interesante observar el análisis del BCE sobre las causas de esta desaceleración: ¿son específicas de ciertos sectores o países europeos, o están más generalmente vinculadas a la incertidumbre global?

 

El otro tema principal de la reunión del 7 de marzo será probablemente la idea de un nuevo programa de liquidez. Los aproximadamente 380.000 millones de euros en operaciones de financiación a largo plazo (TLTRO), préstamos baratos que el BCE otorgó a los bancos, vencerán en junio de 2020.

 

El BCE no parecía tener prisa por discutir un posible nuevo plan de liquidez en enero, pero las declaraciones recientes de Benoit Coeuré y Peter Praet, ambos miembros de la Junta Ejecutiva del BCE, son una señal de que es probable que se produzcan nuevos avances. Sin un nuevo programa de liquidez en marcha, los reembolsos de TLTRO en 2020 tendrían un impacto negativo en el balance del BCE y conducirían a un ajuste significativo de las condiciones monetarias. Esto no sería apropiado en el contexto actual de una desaceleración económica. Por lo tanto, creemos que el 7 de marzo, el BCE anunciará el lanzamiento de un nuevo programa, mientras espera hasta una reunión futura para explicar los detalles técnicos.

 

Los inversores deberían tener más confianza en que se producirá una primera subida de tipos en 2020, dadas las recientes revisiones a la baja de las perspectivas de crecimiento de la zona euro. Los mercados cuentan con este calendario, y las actas de la reunión de enero muestran que el BCE parece bastante cómodo con estas expectativas. La comunicación de una nueva facilidad de liquidez también debería tener un impacto positivo en los diferenciales de renta fija en los países periféricos, especialmente Italia y España.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.