Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 15 de noviembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NACIONAL Lunes, 29 de abril de 2019 18:30

La actualidad de esta semana pasa por la política monetaria con las reuniones del BoE y la Fed

Intermoney | Durante los próximos días, el comportamiento de los mercados se verá condicionado por los datos publicados y, sobre todo, por los resultados corporativos. Éstos afectarán a las bolsas más de lo que ya lo han hecho durante los últimos días y, entre otros, destacará los de Alphabet (lunes), Apple, Repsol, Airbus, General Motors, MasterCard (martes), Volkswagen (jueves), Société Générale (viernes), etc.

Por otro lado, cabe destacar los efectos que podrán tener sobre los inversores la victoria del PSOE en las elecciones generales celebradas en nuestro país, así como también el cierre de ciertas plazas con motivo de la celebración del Día del Trabajador en Europa (miércoles) y China (de miércoles a viernes) y la ausencia de actividad semanal en Japón por el cambio de emperador; una circunstancia que, en el caso nipón, puede llevar aparejados movimientos abruptos en el yen.

 

Asimismo, el interés asiático se centrará sobre China a causa del mantenimiento de las rondas de negociaciones comerciales con EEUU. No obstante, no debemos esperar avances definitivos hasta la segunda semana de mayo, cuando el vicepresidente chino se reúna con las autoridades estadounidenses en Washington. Así, el protagonismo recaerá sobre los datos, sobresaliendo los PMIs de abril cuyas mejoras pueden contribuir al buen tono de los mercados tal y como ya pasó con los registros de marzo.

 

Además, la actualidad pasará obligatoriamente por la política monetaria con las reuniones del BoE y la Reserva Federal. En el primer caso, esperamos una reunión de seguimiento en la que no se tomen decisiones relevantes en Londres más que la consideración por parte de la autoridad monetaria británica de las últimas novedades referentes al “Brexit”. Tampoco deberían darse sorpresas durante la celebración del FOMC, puesto que las principales decisiones a la hora de frenar el endurecimiento monetario fueron tomadas en su última reunión.

 

En marzo, la Fed acordó la estrategia para poner fin al ajuste del balance mediante la reducción de las tenencias de treasuries, MBS y deuda de agencias en casi 220 mm. $, desde mediados de marzo hasta finales de septiembre. De esta forma, se alcanzaría una cifra en torno a los 3,8 billones $ cotizados por el mercado, si bien Powell apuntó a un nivel de llegada algo por encima de los 3,5 billones $ para finales de 2019 y que identificaba con cifras equivalentes al 17% del PIB. Las referencias macroeconómicas más importantes de EEUU serán las que anticipan el comportamiento de la economía en el futuro, esto es, los indicadores adelantados. El ISM manufacturero continuará en cotas cercanas a los 55 puntos en abril, mientras que su homólogo vinculado a los servicios se recuperará tras el “bache” de marzo (56,1 puntos) al sobrepasar los 57 puntos y denotará que el futuro sigue siendo optimista para el sector terciario estadounidense; una cuestión que también se verá reforzada por el mantenimiento de la confianza del consumidor (según el Conference Board) en zona de máximos históricos durante el mes de abril.

 

También se publicarán indicadores adelantados en la Eurozona, donde las confianzas de la Comisión Europea registrarán tímidos cambios a la baja en el mes de abril y concordarán con lo adelantado por los PMIs en el mismo mes, esto es, que la UEM se mantiene en un periodo en el que persiste la debilidad industrial. De hecho, dicha debilidad industrial, la cual se inició en la parte final del año pasado, pasará factura a los PIBs del 1tr19. Éstos registrarán unas tasas similares a las del 4tr18 gracias a la estabilidad en los avances del gasto de los hogares y el apoyo de la inversión. El crecimiento se mantendrá en España (0,6% trim.) y Francia (0,3% trim.), mientras que se reducirá en Italia (-0,1% trim.) y se reactivará en el conjunto de la Eurozona (0,3% trim.).

 

Finalmente, deberemos estar atentos a las cifras preliminares de inflación del agregado de la zona euro (1,6% a.) y sus principales economías, las cuales vendrán marcadas por la aceleración de los precios en abril con motivo de la celebración de la Semana Santa en dicho mes y el empuje de los servicios. Tampoco deberemos olvidarnos de las ventas minoristas de marzo en Alemania, Francia y España, los cuales vendrán marcados por el rebote en el país galo (0,2% m.) frente a la estabilización en el nuestro y la moderación en la locomotora europea (-0,2% m.) tras dos meses de avances. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.