Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 22 de octubre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Martes, 10 de septiembre de 2019 08:39

EEUU pondrá fin, tras diez años, al control gubernamental de las compañías hipotecarias FannieMae y FreddieMac

Intermoney | La presente semana tendrá en la reunión de política monetaria del BCE su principal evento, destacando su relevancia pues debería de servir para que se rebaje el tipo de la facilidad de depósito y se establezca un sistema de tipos por tramos para retribuir el exceso de recursos de la banca. Como viene siendo habitual, hasta que el encuentro tenga lugar el jueves, las novedades en clave bancos centrales nos darán un respiro y no sólo en la entidad europea, pues la proximidad del encuentro de la Fed también nos dejará sin comparecencias de los distintos gobernadores estadounidenses.

 

 

Hasta el jueves que se reúna el BCE, las noticias provendrán de los clásicos focos: “Brexit” y guerra comercial. En Reino Unido, su primer ministro, Boris Johnson, continúa recuperándose del golpe parlamentario que recibió la semana pasada, mientras que la expulsión del grupo parlamentario y del partido Conservador de los 21 diputados rebeldes sigue pasándole factura. Prueba de ello eran las palabras más amables previamente al encuentro con su homólogo irlandés, explicando que él también quiere un acuerdo y que una salida abrupta sería un fracaso. Sin embargo, la cara amable no oculta una estrategia firme en la que se confirmaba la decisión de suspender el Parlamento durante cinco semanas.

 

Asimismo, el Gobierno, según estaba previsto, presentaba una moción para adelantar las elecciones que la oposición, días antes, ya había anunciado que volvería a rechazar. Como cabía esperar, la moción fracasaba ya que no obtenía el apoyo de los dos tercios (434 diputados) de la Cámara requeridos. 293 votaban a favor, 46 en contra y el resto se abstenía.

 

La incertidumbre continúa sobrevolando el panorama británico, aunque las referencias que vamos conociendo, si no son para tirar cohetes, continúan resistiendo. Al mayor aguante en las cifras de ayer de producción industrial y la construcción frente a lo esperado por el consenso de Bloomberg, habrá que sumarle los sólidos datos del mercado laboral británico, donde el mayor número de desempleados vendrá explicado por el aumento de la población activa. Además, la caída de las vacantes seguirá explicando los problemas que tienen los empresarios para encontrar trabajadores cualificados y como esto continúa haciendo repuntar los salarios en términos reales, los cuales avanzarán hasta 1,8% a. La dificultad del panorama británico continúa atando las manos del BoE y su estrategia paciente. Los datos por ahora juegan a favor de la institución, aunque como se recordaba desde dentro el banco central tiene menos herramientas a su disposición que en anteriores recesiones.

 

En EEUU, la guerra comercial hace que no debamos de perder detalle a cualquier novedad, si bien las noticias estadounidenses también tendrán otra índole después de que el gobierno diese a conocer su plan para poner fin al control gubernamental de las compañías hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac. El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, comunicaba que el Ejecutivo tomaría medidas administrativas para llevar a cabo reformas en las compañías mencionadas si no consigue obtener el apoyo del Congreso para su plan dentro de seis meses.

 

El plan del gobierno plantea que Fannie y Freddie regresen a propiedad privada y se reduzca el riesgo para los contribuyentes, casi una década después de que ambos grupos fuesen rescatados. Mnuchin ya ha explicado que n opondrá en peligro la hipoteca a tipo fijo a 30 años, cuya amplia disponibilidad ha sido posible gracias a las garantías gubernamentales ofrecidas por Fannie y Freddie, aunque si pedirá al Congreso una nueva norma de ley sobre como las dos entidades se ejecutarían bajo propiedad privada.

 

Por último y como hemos comentado, los mensajes en clave comercial no deben de ser olvidados, a pesar de las palabras más amables que desde ambos bandos se han ido lanzando y en un momento en el que China sigue muy pendiente de tapar todos los boquetes de una economía que crece de manera irregular. De hecho, la jornada de hoy comenzará al abrigo de importantes referencias en forma de precios como el IPC y los precios de producción que no se salían de lo esperado pues, mientras unos avanzaban a un ritmo de 2,8% a., los otros se contraían un -0,8% a.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.