Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 18 de junio de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Jueves, 28 de mayo de 2015 02:00

El acuerdo entre Grecia y Bruselas no es clara, pero apunta a una remodelación que limite las prejubilaciones

CdM | Las plazas europeas rebotaron con fuerza ante los rumores de un inminente acuerdo entre el gobierno griego y sus acreedores europeos, que también provocó un retroceso en las TIRes de los bonos y una recuperación del euro. Sin embargo, según recoge Renta 4, las instituciones se mostraron menos optimistas, afirmando que aún quedan temas importantes por cerrar. En concreto, el ministro de finanzas alemán comentó que las negociaciones no han avanzado demasiado.

Por su parte, el FMI no hace comentarios. “La información no es clara, en tanto en cuanto los primeros rumores hablaban de que Grecia recibirá dinero sin asumir medidas de austeridad ni reformas adicionales, lo que resulta extraño en la medida en que los acreedores europeos siempre han afirmado que no habrá dinero nuevo sin ajustes adicionales”.

 

Varios son los motivos que pueden haber generado esta aceleración en el proceso de negociación. Para los analistas de Afi serían los siguientes:

 

1. la cercanía de los compromisos de pago de Grecia en junio y para los que existían serias dificultades de cumplimiento.

 

2. la continuidad en la fuga de depósitos de los bancos griegos. Desde el mes de diciembre y hasta marzo (últimos datos disponibles) la salida de depósitos ronda los 30.000 millones de euros, lo que los ha llevado a mínimos de los últimos 10 años, y algunas fuentes de mercado apuntan a que en los últimos días podrían haber salido entre 200 y 300 millones.

 

3. la decisión del BCE hoy de no incrementar el límite del ELA a los bancos griegos, actualmente en torno a los 82.000 millones de euros.

 

4. el comité central de Syriza ha manifestado recientemente su apoyo a Tsipras en el proceso de negociación, disminuyendo la incertidumbre sobre la capacidad del primer ministro griego de sacar adelante sus propuestas.

 

“Si bien no ha trascendido aún el contenido del acuerdo, el avance de la negociación podría ir en la dirección de permitir una menor exigencia de superávit fiscal a Grecia en relación a lo aprobado bajo el programa de rescate actual. A cambio, Grecia debería realizar reformas en el sistema de pensiones. Estas reformas podrían ir encaminadas no a la reducción de las pensiones (ni de los salarios de los funcionarios), sino a una remodelación del sistema que limite las prejubilaciones”, explican desde Afi. También podría incluirse una reforma del IVA.

 

En principio, el BCE y la comisión europea estarían de acuerdo en seguir por esa línea de negociación, pero faltaría la aprobación del FMI, que en las últimas semanas había endurecido su mensaje al reclamar más reformas a Grecia.  

 

*Imagen: Flickr / Bloco

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.