Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 21 de julio de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Martes, 28 de julio de 2015 02:00

El FMI prevé que la Eurozona sólo crecerá un 1,1% entre 2015 y 2020 y que aún es vulnerable a “shocks negativos”

CdM | El Fondo Monetario Internacional ha publicado su informe económica anual sobre la eurozona , en el que considera que ésta es aún “susceptible a shocks negativos que, junto a un margen limitado de políticas, podría estancar la economía". Según el FMI, el legado de la crisis y algunos problemas no atajados durante los últimos años podrían amplificar el impacto de estos shocks a través de varios canales. Por ejemplo, los mercados financieros podrían cambiar dramáticamente su confianza sobre los países con altos niveles de deuda, lo que dispararía los costes de financiación e incrementarían la probabilidad de entrar en una espiral de deuda y deflación. El FMI considera que el crecimiento potencial para la Zona Euro en su conjunto tan sólo alcanzará el 1,1% entre 2015 y 2020, sólo cuatro décimas más que el avance económico registrado entre 2008 y 2014 y muy lejos del 1,9% registrado entre 1999 y 2007. Esta falta de un crecimiento sostenible y lo suficientemente elevado seguirá haciendo mella en el desempleo. En el caso de España el desempleo tardará casi 10 años en recuperar los niveles previos a la crisis sin un "incremento significativo del crecimiento económico". Además, el FMI sugiere que el BCE debe estar preparado para extender su programa de compra de activos si la inflación permanece claramente por debajo de su objetivo del 2%. También se insiste en que el BCE debe estar dispuesto a incrementar la dimensión de su QE y ampliar el tipo de activos que puede comprar bajo el programa PSPP con el objetivo de prevenir cualquier riesgo de contagio derivado de la situación actual de Grecia. Aunque el BCE ya amplió la lista de activos elegibles para su programa a bonos emitidos por organismos y agencias públicas, el FMI recomienda que en el programa se incluya más deuda supranacional y que incluso se suavicen los criterios exigidos en la compra de activos del sector privado.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.