Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 17 de noviembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NACIONAL Viernes, 08 de noviembre de 2019 14:18

El debate sobre un fondo de garantía europeo significa abrir la puerta a alguna versión de unión bancaria europea

Bankinter | Los Ministros de Finanzas de la UEM se reunieron ayer en Bruselas para debatir la propuesta alemana (de su Ministro de Finanzas, Olaf Scholz) de articular algún tipo de esquema común para reasegurar los depósitos bancarios de cualquier estado miembro. Esto no es ninguna novedad, pero lo realmente importante son dos aspectos

 

(i) El aparente cambio de actitud de Alemania, que hasta ahora se había negado a discutir sobre cualquier formula relacionada con un fondo de garantía de depósitos europeo... ni sobre nada que se le pareciera. Pero “el demonio está en los detalles”. En realidad, Scholz vincula avanzar en este frente a que previamente se realicen una serie de reformas sobre la regulación bancaria europea y que se apliquen en cada estado miembro: retirar los actuales incentivos que los bancos de cada país tienen para comprar su propia deuda soberana, elevar la exigencia sobre morosidad (endurecer provisiones, reducir las tasas demora...) y, sobre todo, el establecimiento de reglas europeas comunes para calcular cuáles son los beneficios corporativos sujetos a impuestos. (ii) Abrir este tipo de debate significa abrir la puerta a avanzar en alguna versión de unión bancaria europea, puerta que hasta ahora había permanecido prácticamente cerrada.

 

Scholz publicó recientemente un artículo en el FT en el que planteaba una serie de reformas sobre la industria financiera europea, entre las cuales se encontraba un programa de reaseguro sobre depósitosbancarios. Propone la creación de un fondo de garantía europeo al cual sólo se recurriría cuando el fondo de garantía de depósitos del estado afectado por un banco en dificultades se hubiera agotado. El responsable de Supervisión del BCE (Andrea Enria) ya se ha manifestado a favor de esta iniciativa. En la práctica, creemos que las contrapartidas que plantean Scholz son tan difíciles de llevar a cabo que reducen la probabilidad de que el desarrollo de un fondo de garantía de depósitos se lleve a cabo en el corto plazo. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.