Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 23 de septiembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 24 de abril de 2020 00:00

El PMI compuesto de la Eurozona se desploma en abril hasta su mínimo histórico de 13,5

CdM | Las medidas adoptadas para contener el brote de coronavirus han generado en abril un derrumbe sin precedentes de la economía de la zona euro, que sufrió las caídas más pronunciadas de la actividad empresarial y el empleo jamás registradas, según el índice PMI publicado este jueves.

 

En concreto, el PMI Compuesto de la Actividad Total de la eurozona, elaborado por la consultora Markit, señala que el dato se desplomó en abril hasta su mínimo histórico de 13,5, una lectura aún inferior a la de 29.7 registrada en marzo. Esto indica sin duda alguna el mayor declive mensual de la actividad total registrado en más de dos décadas de recopilación de datos del estudio. A modo de comparación, la lectura más baja observada durante la crisis financiera mundial fue 36,2, y se registró en febrero de 2009.

 

El deterioro de abril fue vinculado generalizadamente con la pandemia de la Covid-19, al intensificarse los esfuerzos por contener la propagación del brote del virus por el continente. Las medidas de confinamiento incluyeron el cierre temporal de empresas y estrictas restricciones en el movimiento de las personas.

 

El sector servicios fue el más afectado por las medidas de confinamiento y la actividad comercial cayó de 26,4 registrado en marzo a apenas 11,7 en abril. Las empresas que operan en sectores como el de hospitalidad, vivienda, restauración, viajes y turismo observaron caídas particularmente intensas de la actividad, y un gran número de estas empresas debieron cerrar sus puertas obligatoriamente o soportaron una intensa limitación en su capacidad operativa.

 

En el sector manufacturero también se ha observado una caída récord de la producción, cuyo índice cayó del nivel 38,5 registrado en marzo al de 18,4, puesto que muchas empresas de fabricación de productos no esenciales debieron cerrar y otras indicaron de una demanda intensamente reducida o de limitaciones por la escasez de personal e insumos. Las demoras en la cadena de suministro llegaron a su máximo en la historia del estudio.

 

Los niveles de nuevos pedidos recibidos cayeron al ritmo más intenso jamás registrado, tanto en el sector manufacturero como en el sector servicios, provocando una erosión récord de los pedidos pendientes en su conjunto. Una caída sin precedentes de los trabajos por realizar en el sector servicios se vio acompañada de una reducción casi récord de los pedidos pendientes en el sector manufacturero.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.