Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 26 de febrero de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Jueves, 01 de agosto de 2019 11:00

El PMI manufacturero de la Eurozona (46,5) señala el mayor deterioro desde diciembre de 2012

CdM | El crecimiento económico del sector manufacturero de la zona euro continuó contrayéndose en julio, y lo hizo al ritmo más acelerado desde diciembre de 2012, según el índice PMI publicado este jueves. Alemania continuó siendo una fuente de debilidad al registrar su mayor deterioro en siete años.

 

 

El índice PMI del sector manufacturero de la zona euro de julio, elaborado por la consultora Markit, se situó por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50, que separa el crecimiento de la contracción, por sexto mes consecutivo. Al registrar el nivel 46,5, señaló el mayor deterioro de las condiciones operativas desde diciembre de 2012. El índice descendió de 47,6 registrado en junio, aunque se situó ligeramente por encima de la lectura flash precedente de 46,4 para julio.

De las tres categorías de grupos de mercado cubiertas por el estudio, se observaron contracciones persistentes en el sector de bienes intermedios y en el de bienes de capital. Este último sector registró el mayor deterioro desde noviembre de 2012. En contraste, el crecimiento se mantuvo entre los productores de bienes de consumo.

 

La desaceleración de la economía manufacturera en general se debió principalmente a una fuerte caída de los nuevos pedidos. Los últimos datos mostraron que dicha disminución fue la segunda más fuerte registrada por la encuesta en poco más de seis años (superada solo por una contracción registrada en marzo pasado), ya que las continuas tensiones comerciales, las dificultades en la industria automotriz y las incertidumbres políticas continuaron afectando la demanda del mercado tanto nacional como internacional.

 

La debilidad de la tendencia de las carteras de pedidos se tradujo en una reducción tanto de la producción como de las actividades de compra entre los fabricantes de la zona euro. La producción se redujo al ritmo más intenso desde abril de 2013, mientras que la reducción de la actividad de compra fue la más fuerte observada desde finales de 2012.

 

Alemania fue sin duda alguna el país más pesimista con respecto a la producción en el plazo de doce meses. El país germano siguió siendo una fuente de debilidad, ya que su economía manufacturera registró su mayor deterioro de las condiciones operativas en siete años.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.