Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 24 de agosto de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en OPINION Lunes, 21 de enero de 2019 08:30

Y llegó China y derrotó a la Fed

Pablo Pardo (Washington) | A las subidas de tipos la Fed añadía la reducción de su balance, a buen ritmo: 50.000 millones de dólares al mes. Hasta que los mercados y la economía estadounidense han comenzado a acusar el cambio.

 

 

“No apostar nunca contra la Fed” es uno de los pocos adagios del mercado que tienden a cumplirse de manera sistemática. Pero no siempre. En cierto sentido, el anuncio del presidente del banco central de Estados Unidos, Jay Powell, de que “estamos escuchando cuidadosamente” las “señales que el mercado está enviando” fue una muestra de que, al menos esta vez, el mercado se ha impuesto a la Fed. También fue un inesperado regalo del día de Reyes, que puede tener implicaciones en toda la economía mundial en 2019.

 

Cuando Powell hizo esos comentarios, Wall Street estaba rozando un mercado bajista, que es el que se produce cuando los índices caen un mínimo de un 20% en relación a su máximo. La curva de tipos estaba casi plana, y había llegado a invertirse, lo que parecía indicar que los operadores no se creían que la Reserva Federal fuera a llevar a cabo las tres subidas de tipos que su famosa ‘línea de puntos’ anticipaba tras su reunión de diciembre. En otras palabras: tanto la renta fija como la renta variable preveían un frenazo del crecimiento tanto del PIB como de los beneficios empresariales, mientras que la Reserva Federal continuaba esperando en 2019 un panorama macroeconómico continuista.

 

Enfrentamientos

 

Así que podría decirse que el mercado apostó contra la Fed y ganó en el momento en el que Powell hizo su anuncio. Bien es verdad que estamos hablando del presidente del banco central políticamente más débil en cuatro décadas. Y de un presidente, Donald Trump, que no ha dudado en atacarle en Twitter, en lo que constituye una espectacular violación de lo que se supone que es la independencia del instituto emisor.

 

PUEDE LEER EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA ZONA PREMIUM

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.