Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 31 de marzo de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Miércoles, 25 de marzo de 2020 00:00

La actividad total de la Eurozona se desplomó hasta los 31,4 en marzo, mínimos récord desde julio de 1998

CdM | El brote del Covid-19 ha generado el declive más intenso de la actividad empresarial jamás registrado en la zona euro. Mientras que el crecimiento se había acelerado modestamente en los dos primeros meses del año, en marzo se observaron problemas generalizados para la actividad comercial provocados por las medidas cada vez más estrictas para contener el contagio del coronavirus.

 

 

Según el índice PMI, elaborado por la consultora Markit y publicado este martes, la Actividad Total de la eurozona se desplomó hasta situarse en 31,4 en marzo, frente a 51,6 de febrero, registrando mínimos récord desde julio de 1998. Por su parte, la Actividad Comercial del Sector Servicios se situó en 28,4, en comparación con 52,6 de febrero, alcanzando también mínimos históricos. En cuanto al índice PMI de Producción del Sector Manufacturero, cayó a 39,5 en marzo, frente a 48,7 del mes anterior, mínimos de 131 meses. El del Sector Manufacturero se situó en 44,8, en comparación con 49,2 de febrero, situándose en mínimos de noventa y dos meses.

 

El sector servicios se vio especialmente afectado, principalmente en los sectores orientados al consumidor como por ejemplo, el de los viajes, el del turismo y el de los restaurantes. En el sector manufacturero se ha observado una caída menos severa, aunque de todos modos intensa, de la producción.

 

Se observaron nuevos mínimos para otras variables de la encuesta, puesto que el virus afectó la demanda tanto de productos como de servicios. Los volúmenes de nuevos pedidos recibidos se redujeron con la mayor intensidad registrada hasta la fecha, hecho vinculado en parte con una caída récord de los nuevos pedidos para exportaciones a medida que los flujos comerciales transfronterizos se paralizaron. Una reducción récord de la demanda de servicios se vio acompañada de la caída más intensa de los pedidos de productos desde abril de 2009. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.