Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 24 de octubre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Miércoles, 11 de abril de 2018 08:30

La atención de los inversores vira hacia Siria y la posible de reacción de Rusia a la respuesta de Trump

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Tal y como esperábamos, el discurso conciliador del presidente de China, Xi Jinping, aparentemente ofreciendo algunas concesiones en materia comercial a las exigencias estadounidenses, devolvió ayer el apetito por el “riesgo” a los inversores, lo que impulsó con fuerza al alza a la mayoría de los índices bursátiles europeos y estadounidenses.

 

Así, y tras muchos días en los que el posible inicio de una guerra comercial a gran escala entre Estados Unidos y China había lastrado el comportamiento de la renta variable, con los inversores huyendo hacia activos de menor riesgo como los bonos, la intervención de Xi en el foro asiático de Boao, sirvió para calmar los ánimos. Además, ayer el presidente Trump en persona agradeció la postura del líder chino, con un tweet con un tono moderado y también conciliador.

 

Como también esperábamos, fueron los valores de los sectores relacionados con las materias primas y el petróleo –su precio volvió a subir ayer con fuerza, impulsado por las menores tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y por el enrarecimiento de la situación en Oriente Medio, concretamente en Siria–, y los del sector del automóvil los que mejor se comportaron durante la sesión, mientras que los de corte más defensivo como las utilidades, consumo básico, alimentación y las inmobiliarias patrimonialistas, se quedaron algo rezagados. El Ibex 35, en el que los valores relacionados con las materias primas y los industriales tienen poco peso, fue uno de los que peor comportamiento tuvo.

 

Destacar, igualmente, las fuertes subidas que experimentaron los valores de corte tecnológico, con Facebook a la cabeza (+4,5% en la sesión). En ese sentido, destacar que la intervención del CEO de la compañía, Mark Zuckerberg, ante el Senado fue mejor de lo previsto para sus intereses. No parece probable, tal y como declararon algunos senadores, que, al menos en el corto plazo, los legisladores alcancen un acuerdo para endurecer la regulación que afecta a la operativa de las grandes compañías del sector, algo que tranquilizó mucho a los inversores, que ayer volvieron a apostar por este tipo de valores, los cuales venían siendo muy castigados en las últimas semanas.

 

En el ámbito macroeconómico, destacar el ligero repunte del índice de precios de la producción (IPP) estadounidense en el mes de marzo, repunte de los precios que es factible que hoy se vea reflejado en el IPC del mismo mes, que será publicado esta tarde. Señalar, además, que el gobernador del Banco Central de Austria y miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Nowotny, se mostró ayer partidario de comenzar a reducir los estímulos monetarios, llegando incluso a hablar de terminar este año con el programa de compra de activos y comenzar el año que viene a subir los tipos de referencia, posición “agresiva” que nos extraña un poco analizando su trayectoria. El impacto de sus declaraciones en los mercados fue nulo, con los inversores centrados en otros temas.

 

Hoy, y como ya anticipamos ayer que podría ocurrir, la atención de los inversores girará hacia Siria, con el Gobierno estadounidense recabando apoyos entre los aliados para llevar a cabo una “operación de castigo” contra el régimen de Assad tras el ataque con armas químicas perpetrado por el mismo contra la población civil rebelde. Tanto Estados Unidos como Francia han posicionado barcos de guerra cerca de la costa siria con este objetivo. La operación conlleva como mayor riesgo la reacción de Rusia, el más cercano aliado, junto con Irán, con el que cuenta el Gobierno de Siria. Este recrudecimiento de la tensión en la zona ha provocado en gran medida el reciente rally experimentado por el precio del crudo, rally que podría continuar si la situación se enturbia aún más.

 

Por lo demás, señalar que en el ámbito macroeconómico destaca la ya mencionada publicación del IPC de marzo en Estados Unidos. Cualquier desviación al alza de esta variable será interpretada por los inversores como negativa, ya que volverá a abrir las puertas a una cuarta subida de los tipos oficiales este año. Además, y ya con las bolsas europeas cerradas, la Reserva Federal (Fed) publica las actas de la reunión de marzo de su Comité de Mercado Abierto (FOMC), actas en las que los inversores intentarán determinar las intenciones del banco central estadounidense en materia de tipos, al menos para los próximos trimestres.

 

Para empezar, bolsas a la baja, con los inversores centrados en las noticias que lleguen desde Siria, donde un ataque aliado contra las fuerzas del régimen es cada vez más factible. Como hemos dicho antes, lo más importante es la reacción de Rusia al mismo. En este sentido, cualquier amenaza rusa entendemos que generará tensión en los mercados al interpretar los inversores que se pude producir un choque armado en Siria entre este país y los aliados, algo que hasta ahora se ha intentado evitar a toda costa, aunque ha estado cerca de ocurrir en varias ocasiones.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.