Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 29 de mayo de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Lunes, 27 de enero de 2020 00:00

La inflación de la Eurozona repuntará en enero hasta 1,4% a.; el PIB avanzará un 0,2% trim.

Intermoney | El cierre de los mercados chinos por la celebración del Año Nuevo aportará cierta calma, si bien en Occidente deberemos seguir pendientes de eventos como la finalización del proceso del Brexit o las reuniones de política monetaria de la Fed y el BoE. Todo ello, en un entorno en el que los datos de ambos lados del Atlántico ofrecerán una lectura más positiva de cara al arranque de 2020.

 

 

Tras una semana en la que China se convertía en el foco de las preocupaciones, a causa de la crisis del coronavirus, el gigante asiático pasará a convertirse en el origen de una mayor calma con motivo del cierre de sus mercados por las festividades del Año Nuevo chino. Así, el protagonismo recaerá sobre otro país: Reino Unido, cuya salida de la UE se producirá el próximo 31 de enero.

 

El pasado jueves, el proyecto de ley que implementaba el acuerdo del Brexit se convertía oficialmente en ley, tras concluirse todos los trámites en Westminster y la sanción por parte de la reina Isabel II. El viernes, la presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, rubricaban dicho acuerdo, de forma que los siguientes pasos ahora son la firma de Boris Johnson, la ratificación en el Parlamento Europeo el 29 de enero y la salida ordenada y definitiva de Gran Bretaña a la medianoche del 31 de enero.

 

Asimismo, Reino Unido demandará su cuota de protagonismo con la reunión de política monetaria del BoE; la última bajo la presidencia de Mark Carney. Pese al mayor optimismo que arrojaban los últimos datos británicos y a la probabilidad de que se revisen al alza las previsiones de crecimiento del propio banco central, posiblemente asistiremos a un nuevo voto a favor de una bajada de tipos por parte de los miembros del Consejo Michael Saunders y Jonathan Haskel.

 

Más allá de lo anterior, la actualidad británica compartirá escena con la publicación de datos importantes en Europa, sobre todo, en la jornada del viernes. La inflación del conjunto de la Eurozona repuntará en enero hasta 1,4% a., si bien lo hará impulsada por los precios de la energía que, en el arranque de 2020, se vieron impulsados por las tensiones en Oriente Medio frente a las caídas de enero de 2019.

 

Junto a la inflación del agregado de la UEM, sobresaldrá el PIB del 4tr19 también de dicha área, el cual reflejará una tasa de avance del 0,2% trim. Asimismo, se darán a conocer las cifras de crecimiento de países como España, Francia e Italia, las cuales darán fe de las diferentes casuísticas que han afectado a cada economía en la parte final del año pasado. En nuestro país, el ritmo de avance del 0,4% en el 4tr19 será consistente con nuestra previsión del 1,9% para el conjunto del año. En Francia, las huelgas contra la reforma del sistema de pensiones no impedirán que el PIB vuelva a crecer un 0,3% trim. en el 4tr19, mientras que el débil crecimiento italiano (0,1% trim.) volverá a verse marcado por el pobre desempeño de la industria en el país transalpino.

 

En Alemania no tendremos datos de PIB del 4tr19, pero sí importantes referencias como las ventas minoristas de diciembre, las cuales retrocederán un -0,6% m. tras el fuerte avance del mes anterior con motivo de las promociones del Black Friday. Aun así, no se evitará la aportación positiva del consumo privado al crecimiento en la parte final de 2019 gracias al apoyo del buen momento del mercado laboral germánico; una circunstancia que nos será recordada con los datos de desempleo alemán que conoceremos el próximo jueves.

 

Aun así, lo más relevante lo encontraremos en el mejor desempeño de indicadores adelantados como los IFOs, los cuales repuntarán en enero en línea con lo ya apuntado por los PMIs alemanes del mismo mes. El índice compuesto retornaba a cotas superiores a los 51 puntos gracias a la recuperación del indicador de servicios (54,2 puntos) y a la de su homólogo manufacturero, que se situaba en su mayor nivel desde marzo (45,2 puntos). De manera similar, los PMIs de enero del agregado de la UEM denotaban una mejora en el sector industrial (47,8 puntos), aunque el ligero deterioro de los servicios (52,2 puntos desde 52,8) provocaba que el indicador compuesto se mantuviera inmóvil en 50,9 puntos.

 

 

De todas formas, no se puede negar que los indicadores adelantados dejan entrever un mayor optimismo económico en la Eurozona tras la disipación de las dudas comerciales y el avistamiento de un final del Brexit; una cuestión que también pondrán de manifiesto los índices de confianza de la Comisión Europea. Concretamente, esperamos una mejora de la lectura en el sector secundario, la cual paulatinamente se debería ir transmitiendo al conjunto de la actividad.

 

También tendremos indicadores adelantados en Estados Unidos, donde la confianza del consumidor según el Conference Board permanecerá en niveles elevados en enero (128,2 puntos). Así, 2020 arrancará con un fuerte apoyo del consumo privado al crecimiento, tal y como también sucedía en la parte final de 2019. De hecho, los datos de PIB estadounidense del 4tr19 (2,2% trim. a.) darán fe del buen desempeño del gasto de los hogares frente a la evolución menos favorable de la demanda externa, lastrada por las dudas comerciales y la fortaleza del dólar.

 

Además, el comportamiento del anteriormente mencionado gasto de los hogares, dentro del PIB preliminar de Estados Unidos para el 4tr19, nos servirá para adelantar la evolución del gasto personal en diciembre, el cual registrará un avance del 0,1% m. en términos reales al verse aquejado por cuestiones meteorológicas. Por su parte, el PCE central acelerará una décima hasta 1,6% a. en diciembre y, junto con la coyuntura más optimista prevista para Estados Unidos (tras la firma de la “Fase 1” del acuerdo comercial), permitirán que la Reserva Federal se siga mostrando confiada en el desempeño económico estadounidense durante la celebración del FOMC del miércoles. No obstante, las preocupaciones seguirán pivotando en torno a liquidez del sistema estadounidense, pues la Fed de Nueva York sigue con sus inyecciones para mantener los Fed Funds entre 1,5% y 1,75%.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.