Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 08 de abril de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 16 de marzo de 2018 10:00

Las negociaciones comerciales en el centro del G-20

Intermoney | El primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, se mostraba “muy optimista” respecto a un final satisfactorio para las tres partes implicadas en la renegociación del tratado NAFTA.

 

Un hecho que tiene una doble lectura; por un lado, rebajará los temores respecto a la degeneración de la situación hacia una guerra comercial y, por otro, reforzará la dureza negociadora estadounidense con otros países como China, lo cual hace que el “riesgo de accidente” no desaparezca. Sin embargo, en IM mantenemos que el interés de los distintos implicados por no “hacerse daño” y las herramientas de presión que algunos de ellos poseen, harán que el objetivo número uno sea no llegar a un punto de inflexión.

 

La anterior circunstancia quizás era lo que quería resaltar Peter Navarro, uno de los asesores claves de la Casa Blanca, cuando apuntaba que ciertos nuevos aranceles pueden articularse sin provocar una guerra comercial. Una aseveración que puede resultar cierta, siempre que estemos ante ajustes medidos y alejados del tono, a veces, beligerante articulado desde la nueva Administración. De lo contrario, lo esperable sería una respuesta, al menos, proporcional del resto de los implicados, si bien en el momento actual todavía estaríamos asistiendo a una toma de posiciones por parte de las distintas partes y el escenario de guerra comercial sigue siendo el de riesgo.

 

En la anterior línea se expresaban desde la India, cuya secretaria de Comercio considera que la disputa mantenida con Estados Unidos en la OMC, sobre los subsidios a la exportación de este país, no será el germen de algo más. Una disputa con bases sólidas, dado que India ofrece exenciones de ciertos aranceles e impuestos que benefician a numerosos exportadores indios, incluidos los productores de acero, productos químicos, farmacéuticos, textiles y de tecnología de la información.

 

Las fricciones y negociaciones comerciales seguirán muy presentes, sobre todo, ante la reunión de los ministros de Finanzas y banqueros centrales del G-20 durante el fin de semana en Buenos Aires. Sin embargo, los mercados tendrán otras cuestiones a las que estar atentos, como la renovación del Consejo del BoJ. Hoy, el Parlamento de Japón aprobaba reelegir al actual presidente, Haruhiko Kuroda, para otro mandato de 5 años que comenzaría el 1 de abril, es decir, se plantearía la continuidad de la actual línea de acción de la entidad.

 

Kuroda se ha distinguido por articular una política francamente expansiva, cuestión que ha permitido avanzar hacia la consecución de sus objetivos, aunque todavía se encuentra lejos de los mismos. Así, desde hace tiempo, su atención se centra en el sector nipón de servicios y, en concreto, en la productividad del mismo que representa solo el 70% de la atesorada en Europa y Estados Unidos. En un país, donde el problema es la escasez de mano de obra, como corrobora el ratio de 1,59 puestos de trabajo por candidato, el avance de la productividad resulta vital y tendría otras ramificaciones muy positivas en clave de inflación.

 

La mejora de la productividad en el sector servicios, ámbito donde el factor trabajo es clave, jugaría a favor de las empresas y ayudaría a que se planteen subidas de salarios más generosas y el aumento de la inversión.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.