Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 21 de septiembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Lunes, 03 de agosto de 2020 08:30

Los resultados empresariales, los rebrotes, el paquete de estímulos de EEUU y los PMIs, marcarán la semana

Iñigo Isardo (Link Securities) | La primera semana de agosto los inversores contarán con múltiples referencias, tanto macroeconómicas como empresariales y políticas, algunas de gran relevancia para determinar el futuro próximo de la evolución de la economía global. Así, para empezar hoy lunes se publicarán las lecturas finales de julio de los índices adelantados del sector de las manufacturas, los conocidos como PMIs e ISM, tanto en China, Japón y Europa como en Estados Unidos. Se espera una ligera mejora o al menos una estabilidad en la actividad del mes en comparación con la del mes precedente. Posteriormente, el martes se dará a conocer el índice de precios industriales de la Zona Euro y los pedidos de fábrica en Estados Unidos, ambos del mes de junio.

El miércoles se publicarán los índices adelantados del sector servicios y compuesto, PMI servicios e ISM no manufacturero de China, Francia, Alemania, Zona Euro y Estados Unidos del mes de julio, además de las ventas minoristas de junio de Francia y la Zona Euro. Asimismo, también se publicarán las cifras de empleo privado del mes de junio por la procesadora de nóminas estadounidense ADP, y que suelen ser un adelanto de las cifras de empleo no agrícola del viernes. El jueves los inversores conocerán los pedidos de fábrica de Alemania correspondientes al mes de junio. Para finalizar, el viernes se publicarán las balanzas comerciales de Francia y Alemania y la producción industrial de este último país correspondientes a junio. Ya por la tarde, las cifras de empleo no agrícola en Estados Unidos correspondientes al mes de julio, de las que se espera una creación de puestos ligeramente superior a los 2 millones, la mitad de los creados en junio y una disminución de la tasa de paro hasta ligeramente por encima del 10%. Cualquier desviación de las estimaciones, tanto al alza como a la baja, creemos que tendrá un impacto significativo en los mercados de renta variable.

 

Además, a pesar de que a nivel doméstico ya presentaron sus resultados del primer semestre casi todas las compañías que integran el Ibex 35, la temporada de resultados sigue su curso en Europa y Estados Unidos, presentando en este último esta semana sus cifras trimestrales el 20% de las compañías que componen el S&P 500. Una vez más reiteramos que los inversores estarán más pendientes de las previsiones a futuro que comuniquen los gestores de dichas compañías para tener una mayor visibilidad, más que de la comparativa con las estimaciones del consenso, al haber situado éste las mismas en niveles muy bajos.

 

Otra cita destacada de la semana es la reunión el próximo jueves del Banco de Inglaterra (BoE), de la que no se esperan cambios ni en su política monetaria ni en su programa de compra de activos, más que la reiteración de su apoyo a la economía del país con todas las herramientas disponibles a su alcance para combatir el impacto negativo sobre la economía del coronavirus de origen chino, como han hecho otros bancos centrales (Reserva Federal, Banco Central Europeo). No obstante, será interesante comprobar si hacen referencia a la posibilidad de tipos negativos en el futuro. Asimismo, esta referencia cobra quizá una mayor importancia dado el impasse en el que se encuentran las negociaciones entre el Reino Unido y la Comisión Europea (CE) en relación con la salida de los británicos del bloque comunitario.

 

En el aspecto político, continúa el debate entre republicanos y demócratas acerca del nuevo programa de estímulo fiscal, el quinto, lanzado la semana pasada por el partido Republicano para paliar el desempleo ocasionado por la crisis sanitaria, con el agravante de que a finales de la semana pasada los desempleados perceptores de las ayudas en forma de cheques de 600 dólares dejaron de percibirlos, a la espera de la aprobación del nuevo plan. A pesar de la presión del partido demócrata para desgastar al presidente Trump ante las elecciones presidenciales de noviembre, creemos que el paquete de ayudas finalmente se aprobará.

 

Sin embargo, todo lo mencionado con anterioridad se enmarca en el entorno del coronavirus de origen chino. Creemos que cualquier noticia positiva sobre avances de los distintos ensayos clínicos de los fármacos postulantes a vacunas o tratamientos para combatir el virus impulsará al alza a los mercados de renta variable, que esperan “como agua de mayo” este tipo de noticias, cuya culminación consideramos supondrá un punto de inflexión en esta crisis sanitaria. Por el contrario, cualquier noticia sobre el aumento de los rebrotes de casos en países en los que el Covid-19 estaba controlado podría implicar un freno al proceso de desescalada por parte de las autoridades, repercutiendo de forma negativa en los mercados de renta variable.

 

Hoy, para empezar, esperamos que los mercados europeos abran al alza, intentando recuperar parte de lo perdido en la sesión del viernes, siguiendo la estela del cierre de Wall Street y el cierre mixto de los mercados asiáticos esta madrugada.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.