Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 23 de septiembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 27 de abril de 2018 08:00

El PIB de Estados Unidos podría moderar (1,8%) por el consumo privado y dar un respiro al T-Note y las bolsas

Intermoney | Las primeras estimaciones de los PIB del primer trimestre de 2018 vendrán a evidenciar el freno de la actividad en ambos lados del Atlántico durante el arranque del año. De momento, las cifras conocidas a primera hora en Francia confirmaban este hecho ya que su crecimiento moderaba hasta 0,3% trim., a la sombra de una inversión que moderaba al avanzar sólo un +0,6% trim.

 

Sin embargo, el freno observado debe concebirse como pasajero y, en esta línea, ahondará el comportamiento del gasto en consumo de los franceses que reafirmará su comportamiento de menos a más en el trimestre y consolidará su recuperación en marzo, después de su buen desempeño en febrero.

 

Una situación similar se dará en Reino Unido, donde el PIB frenará hasta 0,3% trim. en el primer trimestre al sufrir las consecuencias de la tormenta invernal llamada “Beast from the East”. De nuevo, debido al carácter pasajero de determinados lastres, cabe esperar cierta mejoría de la economía británica durante el actual trimestre.

 

La última encuesta de la Confederación industrial británica (CBI por sus siglas en inglés) apunta una mejora apreciable de su índice de seguimiento del volumen de ventas desde -8 en marzo hasta -2 en abril. Una evolución que adelanta la recuperación de la actividad en Reino Unido, si bien esto es compatible con un escenario donde la salud de la economía dista de la atesorada en el pasado. Lo cierto es que el índice citado se encuentra alejado de su media de largo plazo de 20,85 y esto viene a evidenciar la realidad de un país lastrado por la menor capacidad adquisitiva de los hogares y la pervivencia de puntos clave de incertidumbre ligados al “Brexit”. Todo ello, mientras las presiones sobre May para negociar la permanencia en la unión aduanera de la UE se acrecientan.

 

De vuelta a Europa continental, ante las tesis apuntando a la recuperación de la actividad durante el segundo trimestre de 2018 en la UEM, las miradas girarán hacia los indicadores de confianza para el área elaborados por la Comisión Europea. Respecto a los consumidores, no esperamos sorpresas al estimar que el dato final confirme su mejoría en abril hasta 0,4, alineándose con cierta reactivación del consumo. Un comportamiento que chocará con el deterioro del ánimo entre los empresarios, si bien la pervivencia de cierto ruido de fondo hace que los indicadores adelantados puedan resultar engañosamente prudentes.

 

De hecho, entre los grandes institutos de investigación de Alemania se defiende la tesis de la moderación pasajera, siendo el último ejemplo de ello lo apuntado desde DIW. El instituto germano considera que la epidemia de gripe, las huelgas y el número de vacaciones por encima de la media, han lastrado el desempeño económico germano a comienzos de 2018. De forma que estima un crecimiento del 0,4% trim. para Alemania durante el primer trimestre, cifra equivalente a las previsiones del instituto Ifo y a las nuestras. No obstante, lo relevante es que estima un avance del 0,7% trim. en el 2tr18, apoyándose en cuestiones como la elevada cartera de pedidos de las empresas alemanas.

 

En el día de hoy, el nuevo descenso del desempleo y, sobre todo, el avance del número de ocupados en Alemania avalarán la tesis expuesta, pues se confirmará la predisposición para contratar de las empresas que resulta acorde con una percepción positiva de la actividad. Unas empresas que, desde la perspectiva industrial, son muy dependientes de una demanda externa que depara ciertas incertidumbres que pueden empezar a despejarse. En las próximas semanas o días, según el caso, Estados Unidos abordará las tan esperadas negociaciones comerciales con China y Japón en un entorno donde se filtran ciertos gestos de buena voluntad por parte de los chinos. Ayer, conocíamos que las autoridades del gigante asiático estarían planteándose un importante recorte de los aranceles aplicados a los coches, los cuales podrían reducirse desde el 25% hasta el 15% e, incluso, el 10%. Luego, habría predisposición a ceder ante ciertas demandas de Trump, no solo respecto a la propiedad intelectual, también en lo referente al mercado automovilístico.

 

En este entorno, el PIB de España se desmarcará de lo observado en otras naciones europeas. De hecho, asistiremos al mantenimiento de un dinámico ritmo de crecimiento del 0,7% trim. durante el primer trimestre de 2018, el cual contará con el apoyo de un consumo privado que seguirá evolucionando a un ritmo similar al de finales de 2017 (aunque menos fuerte que en el 2tr y 3tr17) y una inversión sólida, tanto desde la perspectiva de la construcción como de los bienes de equipo. Por ejemplo, el destacado avance reciente de la capacidad instalada hasta el 79% favorece la mencionada inversión en maquinaria. De forma que nuestras principales dudas se circunscriben a la demanda externa, después del retroceso en volúmenes de las exportaciones de bienes en enero y febrero.

 

Finalmente, entre el carrusel de PIBs llegará el realmente importante para el mercado en forma de las cifras estadounidenses del primer trimestre. En IM esperamos que el crecimiento estadounidense modere hasta el 1,8% trim. a. al verse afectado por el freno del consumo privado, además de por la moderación de la inversión en bienes de equipo. Los datos de ayer de órdenes de bienes duraderos en Estado Unidos se veían acompañados de las cifras de embarques de bienes de capital, las cuales pasaban de +12,5% trim. a. en diciembre a +4,1% trim. a. en marzo.

 

Luego, afrontaremos un dato algo peor de lo esperado del PIB en Estados Unidos que puede ayudar a que el T-Note a 10 años nos siga dando un respiro durante la jornada, permitiendo que las bolsas únicamente permanezcan atentas a los resultados empresariales: Acerinox, BBVA, Bankia, CaixaBank, Mapfre, Eni, Sanofi, Galp, Daimler, Electrolux, RBS, Stora Enso, Airbus, Colgate-Palmolive, Chevron, Exxon Mobil…

 

Más allá de los puntos expuestos, durante la jornada también conoceremos la estabilidad del IPCA de nuestro país en 1,2% a. durante el mes de abril en un entorno en el que se entremezclarán las alzas del crudo con el comportamiento irregular de la electricidad y el diferente calendario de la Semana Santa respecto a 2016. Mientras tanto, las cifras galas de IPCA para el mismo mes repuntarán tímidamente hasta 1,7% a.

 

Por último, la intensidad de los acontecimientos en ambos lados del Atlántico nos ha llevado a relegar las novedades en Japón. El encuentro de política monetaria del BoJ cumplía con lo esperado al mantener la política monetaria estable y proyectar que la inflación alcanzará su objetivo el próximo año fiscal, una cuestión que podría indicar que el próximo paso podría ser empezar a reducir los estímulos. A esto había que sumarlo los datos nipones de la jornada de los cuales resaltaba el freno del IPC (+0,5% a.) y a los que había que combinarle datos del mercado laboral con la tasa de desempleo en mínimos históricos (+2,5%) y la ratio trabajo/candidato dando muestras de la estrechez del mercado laboral (1,59). Por otro lado, las ventas minoristas también dejaban un sabor agridulce al frenar hasta -0,7% m. en contraste con la producción industrial y su incremento preliminar de +1,2% m. para marzo.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.