Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 29 de noviembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 23 de octubre de 2020 08:30

La visibilidad y las expectativas de los negocios, más importantes que las valoraciones

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses cerraron ayer la sesión sin grandes variaciones, con los primeros ligeramente a la baja y los segundos siendo capaces de terminar el día con pequeños avances.

La sesión, como viene siendo habitual últimamente, tuvo dos focos de atención para los inversores: i) el avance de la segunda ola de la pandemia en Europa, con cada vez más gobiernos y autoridades locales adoptando medidas restrictivas a la movilidad y a la actividad económica, medidas que pasarán factura a estas economías en el 4T2020; y ii) las negociaciones en Washington para la aprobación de un quinto paquete fiscal de ayudas.

 

Entre tanto, muchas compañías siguieron dando a conocer sus cifras correspondientes al 3T2020, con la mayoría de ellas siendo capaces de superar las expectativas de los analistas, a pesar de que, en esta ocasión, el listón está más alto de lo que suele ser habitual. No obstante, esto no está siendo suficiente para muchos inversores, ya que consideran que las cifras correspondientes al pasado trimestre aportan relativamente poca información sobre el devenir de los negocios de muchas empresas en el corto/medio plazo, que es lo que realmente interesa a los inversores. Así, las acciones de las compañías que baten estimaciones pero que no confirman o revisan al alza sus expectativas de resultados no están reaccionando lo positivamente que podría esperarse. Sin embargo, las compañías que sí “se mojan”, y que en el actual escenario macroeconómico y social “se atreven” a revisar al alza sus expectativas de negocio y sus resultados sí están siendo premiadas por el mercado.

 

Decir, además, que en las últimas sesiones, y a pesar de que el escenario macro es cada vez más sombrío, se está produciendo un nuevo intento de rotación desde los valores de crecimiento y de momento, en los que los inversores mantienen muchas plusvalías latentes, hacia los valores de ciclo y de “valor”, que han sido los más penalizados desde el inicio de la crisis sanitaria y que presentan, muchos de ellos, valoraciones muy “atractivas” si nos atenemos a los bajos múltiplos bursátiles a los que cotizan. El problema de esta estrategia es que muchas de estas últimas compañías operan en sectores de actividad que van a tardar mucho en recuperarse, si es que lo terminan de hacer, por lo que estas “atractivas” valoraciones pueden terminar no siéndolo tanto, convirtiéndose estas inversiones en verdaderas “trampas de valor”. Por lo tanto, hay que tener mucho cuidado con este tipo de apuestas, ya que es muy probable que, una vez se supere la pandemia, no todo volverá a ser igual, con cambios muy relevantes en los hábitos de consumo de las personas, lo que puede tener un impacto duradero y letal para muchos sectores de actividad y, por lo tanto, para muchas de esas compañías que actualmente parece estar “baratas”. En nuestra opinión, hay que estar invertidos en sectores con buenas perspectivas de desarrollo y de crecimiento y en compañías que, por su estrategia y por la calidad de su gestión, destaquen en los mismos. Ello no quiere decir que el “precio” no sea importante, pero en estos momentos consideramos que la visibilidad y las expectativas de los negocios lo son más.

 

Centrándonos en la sesión de hoy, decir que esperamos una apertura de las bolsas europeas ligeramente al alza, aunque sin mucha convicción. En ese sentido, señalar que el debate final entre el candidato demócrata a la presidencia del Estados Unidos, Biden, y el presidente Trump, que se presenta a la reelección por el partido republicano, a pesar de ser más “civilizado” que el anterior, aportó muy poca nueva información, por lo que no creemos que vaya a tener impacto alguno en el comportamiento de los mercados. Sí lo pueden tener las noticias que sobre las negociaciones para la aprobación por el Congreso de Estados Unidos de un nuevo paquete fiscal de ayudas se puedan dar a conocer a lo largo del día. En ese sentido, y a pesar de que la líder demócrata en la Casa de Representantes, Pelosi, dijo ayer que “están casi ahí”, no parece que eso sea tan cierto, dado que la probabilidad de que el gran paquete de ayudas que ella está negociando con la Administración Trump sea aprobado por el Senado, en el que los republicanos tienen el control, son muy reducidas. Así, y si hoy no se termina de perfilar el mencionado programa de ayudas, es casi imposible que se pueda aprobar antes de las elecciones. Este hecho conlleva un sensible riesgo a la baja para las bolsas, al menos en el corto plazo, por lo que habrá que estar muy atentos a las noticias que lleguen desde Washington.

 

Por último, cabe señalar que en la agenda macro del día destaca la publicación en la Zona Euro, sus dos principales economías: Alemania y Francia, el Reino Unido y Estados Unidos de las lecturas preliminares de octubre de los índices adelantados de actividad sectoriales, los PMIs que elabora la consultora IHS Markit. Esperamos que las lecturas sigan apuntando crecimiento en el sector de las manufacturas en todas estas regiones, mientras que, en lo que hace referencia al sector servicios, es más que factible que las lecturas de la Zona Euro señalen contracción, ya que este sector es el que se está viendo más penalizado por la segunda ola de la pandemia y por las medidas adoptadas por los políticos para contenerla. De ser así, y confirmarse la contracción de la actividad del sector en octubre, no descartamos futuras revisiones a la baja de las expectativas de crecimiento económico para la región en el 4T2020, trimestre en el que algunas de las principales economías de la Zona Euro podrían volver a decrecer en términos trimestrales, lo que tendría un impacto muy negativo en los resultados de las empresas más ligadas al ciclo que operan en la región.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.