Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 22 de noviembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en OPINION Jueves, 17 de septiembre de 2015 02:00

Impotencia de los BC para gobernar las finanzas y la economía real

Miguel Navascués | Marcus Nunes exhibe un gráfico de Matt O'brien Que es la demostración más contundente de que la FED no debe subir los tipos. Si lo hace, jugará con fuego. El gráfico es el siguiente:

 

 

 

Representa los intentos anteriores de cinco bancos centrales (BCE entre ellos) que fracasaron en su intento de "normalizar" los tipos de interés y tuvieron que envainársela: volver a bajar los tipos, incluso algunas por debajo de el nivel de donde arrancaron. Suecia incluso esta ahora ofreciendo dinero a tipos negativos.

 

Lo que intenta ahora la FED es creerse y hacernos creer que es el momento idóneo para empezar a tensar los tipos. Un banco central es en realidad una entidad con la misión de cortar la música cuando el guateque se esta poniendo demasiado caliente. Siete años de tipos de interés cero le ponen nervioso, y no sólo por las presiones de los gestores de bonos, todos deseando que la curva de tipos se abra y se amplíe el margen de beneficio.

 

Lo que demuestra esa gráfica es que no es tan fácil. Los intentos de esos países de "normalizar" han enfriado tanto sus economías , que ha tenido que desandar lo andado, sin resultados convincentes, además.

 

Lo cual hace sospechar que, uno, el control de la economía real por los BC no es tan clara como parece. Dos, que o o dice Svenson, quien dimitió de vicegobernador del Banco de Suecia cuando decidieron subir los tipos: si había una burbuja especulativa, lo último que hay que hacer es intentar cortarla mediante los tipos de interés. Cuanta más deuda privada, mas contundencia negativa de subir tipos. Lo que hay que hacer es evitar esa acumulación mediante políticas macropeudenciales. Si no se ha hecho, subir los tipos no es que no sirva, es que es contraproducente. La crisis fue causada por una montaña de créditos hipotecarios y una subida de precios de la vivienda. Cuando estos cayeron, esos créditos era impagables. Ahora sabemos que los hizo caer la FED, con su subida de tipos desde el 1% al 5,25%. Muy lentamente, es cierto, pero al contrapelo de la financiación de las deudas.

 

¿Fue culpable la FED por bajar antes demasiado los tipos? En realidad todos, FED incluida, se enfrentaban a una nueva realidad: una liberalización financiera que se había escapado a todo control prudencial. Eso va más allá de si los tipos eran demasiado bajos, como decían "los antiguos". Antiguos como John Taylor, que cree todavía que todo se controla con los tipos de interés.

 

Lo que no entienden "los antiguos" es que se ha abierto una brecha entre la economía real y la financiera, y es imposible gobernar los ciclos de ambas con un sólo instrumento: los tipos. A menos que uno sea un fanático de la desregulación, un dieme creyente en la eficacia de los mercados, lo que te borra del mundo de los mortales: estás en el Olimpo.

 

Parte de ese descontrol se ha corregido, como nos confirma Cullen Roche: la economía es mas fuerte, el sector privado se ha desendeudado, los bancos están más capitalizados..

 

Los bancos de EEUU, sí. ¿Pero, y en el resto del mundo?  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.