Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 17 de julio de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en BANCO SANTANDER Jueves, 31 de enero de 2019 00:00

El beneficio atribuido de Santander aumenta un 18% en 2018, hasta 7.810 M€

CdM | El beneficio atribuido de Banco Santander (SAN) aumentó un 18% en 2018, hasta 7.810 millones de euros (+32% en euros constantes). El aumento de los ingresos de clientes en varios mercados, como Brasil, España, México y Estados Unidos, y las mejoras de la calidad crediticia compensaron sobradamente el impacto de la depreciación de algunas divisas frente al euro, como el peso argentino.

 

El beneficio ordinario se incrementó un 18% en el año en euros constantes, hasta 8.064 millones de euros.

 

En el cuarto trimestre, el beneficio atribuido alcanzó los 2.068 millones de euros, un 34% más que en el mismo trimestre de 2017. El beneficio antes de impuestos entre septiembre y diciembre aumentó un 12% en euros constantes respecto al mismo periodo del año anterior.

 

En el conjunto del año, los ingresos aumentaron un 9% en euros constantes, hasta 48.424 millones de euros, el nivel más alto en la historia del Grupo, con un incremento del 4% tanto en crédito como en recursos de clientes. El número de clientes vinculados, aquellos que consideran a Santander su banco principal, aumentó en 2,6 millones, hasta 19,9 millones. El número de clientes totales se incrementó en 11 millones en el año, hasta 144 millones.

La inversión constante en transformación comercial y digitalización se reflejó en un crecimiento del 7% de los costes operativos en euros constantes. Sin embargo, la ratio de eficiencia de Santander se mantiene en el 47%, una de las mejores entre sus competidores, que tienen una media superior al 63%.

 

La ratio de mora se sitúa ahora en el 3,73%, con una caída de 35 puntos básicos respecto al 31 de diciembre de 2017, mientras que el coste del crédito, otro buen indicador de la calidad crediticia, cayó siete puntos básicos, hasta el 1%, el nivel anual más bajo desde 2008.

 

El beneficio atribuido en euros constantes aumentó en ocho de los diez mercados principales del Grupo.

 

Durante 2018, Europa contribuyó un 52% al resultado del Grupo y América, un 48%. Brasil fue el país que más aportó a los resultados, con un 26% del beneficio ordinario, seguido de España, con un 17%, y el Reino Unido y Santander Consumer Finance (SCF), con un 13% en ambos casos. La cartera crediticia también está bien diversificada en términos de segmentos de negocio y geografías.

 

 

Santander generó 46 puntos básicos en capital durante el año, con lo que la ratio CET1 fully loaded se situó en el 11,30% a 31 de diciembre de 2018, significativamente por encima del objetivo del 11% fijado para el cierre del año. La ratio no incluye el impacto por la aplicación íntegra de la norma NIIF9 (-27 puntos básicos), para la que existe un calendario transitorio de cinco años hasta que entre en vigor en su totalidad en 2022.

 

En los últimos doce meses, la rentabilidad sobre el capital tangible (RoTE) ha aumentado 129 puntos básicos, hasta el 11,7%, mientras que el RoTE ordinario aumentó 26 puntos básicos, hasta el 12,1%, entre los mejores del sector.

 

El Grupo ha cumplido su objetivo de alcanzar un crecimiento a doble dígito del beneficio por acción (BPA) en 2018, con un incremento del 11,2%, hasta 0,449 euros. El valor tangible neto por acción aumentó un 1% en 2018, hasta 4,19 euros, mientras que el dividendo en efectivo por acción se incrementa un 9%, hasta 20 céntimos (sujeto a la aprobación del consejo de administración y la junta de accionistas de 2019).  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.