Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 24 de agosto de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en BANCO SANTANDER Lunes, 07 de marzo de 2016 00:00

La Corte Comercial de Londres falla a favor de Santander Totta

Sabadell | El pasado viernes la Corte Comercial de Londres condenaba al estado portugués por el impago de unos contratos financieros con Santander Totta (filial portuguesa de Banco Santander) que estarían valorados en 1.800 millones de euros (un importe compuesto por 1.300 millones de euros de la valoración de los propios instrumentos y la parte restante que serían intereses).

 

Recordamos que este caso está abierto desde 2013, y se basa en el impago de cuatro compañías estatales de estas coberturas por la fuerte caída del euribor. La sentencia es recurrible y no esperamos que el juicio se resuelva a corto plazo.

 

Noticia positiva, aunque no esperamos una rápida solución. El importe con el que se especula representaría unos 31pbs de CT1.  

 

De esos 1.800 millones de euros, 1.200 millones corresponderían al valor de mercado de los swaps y el resto a intereses acumulados que se dejaron de pagar y a costas judiciales. Sin embargo, fuentes financieras le indicaron al diario Expansión que no se está barajando aún ninguna cifra porque es diferente el valor de los contratos a la cuantía que se vaya a cobrar. Además, esas mismas fuentes añadieron que se puede negociar porque podría convertirse en una deuda que podría mantener el estado luso para siempre con la entidad financiera.

 

El caso de los swaps enfrentaba al Totta y a las empresas Metro de Oporto, Metro de Lisboa, Carris (autobús y tranvía de Lisboa) y SCTP (autobús y tranvía de Oporto) debido a la legalidad de nueve contratos de gestión de riesgo financiero (swaps) suscritos entre 2005 y 2007. El Estado luso obtuvo pérdidas derivadas de dichos contratos cercanas a los 3.000 millones de euros y el fracaso de las negociaciones con Totta llevaron a las cuatro empresas a suspender los pagos asociados a estos contratos en 2013.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.