Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 15 de agosto de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 03 de julio de 2020 09:15

Algunos inversores podrían aprovechar el buen comportamiento del jueves para realizar beneficios

 Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Las positivas noticias sobre el desarrollo y futura comercialización de una vacuna contra el Covid-19 y las buenas cifras de empleo dadas a conocer en Estados Unidos impulsaron ayer con fuerza al alza a los mercados de valores europeos, cuyos principales índices cerraron la sesión con importantes avances, muy cerca de sus niveles más altos del día.

 

No ocurrió lo mismo en Wall Street, mercado que inició su sesión también con mucha fuerza, impulsado por los mismos factores, pero en el que, a medida que avanzaba la misma, los principales índices fueron perdiendo terreno, para terminar la sesión con moderadas ganancias, muy lejos de sus niveles máximos del día. Eso sí, el Nasdaq Composite volvió a marcar un nuevo máximo histórico al término de la jornada.

 

Tal y como esperábamos, las bolsas europeas iniciaron la jornada con fuerza, impulsadas por las noticias de que tanto la vacuna del coronavirus de origen chino que están desarrollando conjuntamente la farmacéutica estadounidense Pfizer con la biotecnológica alemana BioNtech, como en la que está trabajando la Universidad de Oxford con la farmacéutica AstraZeneca están obteniendo datos clínicos muy prometedores en lo que hace referencia a los niveles de inmunidad alcanzados en las personas tratadas. Pero si las bolsas ya mostraban ganas de subir durante la mañana, la publicación a primera hora de la tarde en Estados Unidos de las cifras de empleo no agrícola del mes de junio, que superaron con creces lo esperado por los analistas, fue el detonante del fuerte rally alcista que experimentó la renta variable occidental por la tarde, con los sectores de corte más cíclico, como los bancos y las compañías de la industria del automóvil, a la cabeza. En este sentido, señalar que de los algo más de 20 millones de empleos perdidos en Estados Unidos consecuencia de la crisis sanitaria y sus “derivadas”, en apenas dos meses ya se han recuperado casi 8 millones. El problema es que este ritmo no parece sostenible, ya que la mayoría de empleos se han recuperados en los sectores de actividad más perjudicados por las medidas de confinamiento y de cierre forzoso de actividad impuestas por las autoridades para combatir la expansión de la pandemia y que, por ello, son los que se han visto más beneficiados de la apertura de la economía, proceso, el de reapertura, que está actualmente paralizado en muchos estados del país como consecuencia de los fuertes rebrotes de la epidemia que se están produciendo –en los últimos dos días se han superado los 50.000 nuevos casos diarios en Estados Unidos–. Esta “segunda” lectura, que puso en duda la sostenibilidad de la recuperación del mercado de trabajo estadounidense, fue la que provocó que los principales índices de Wall Street terminaran cediendo al cierre gran parte de lo ganado al comienzo de la sesión. Otro factor que pudo influir en los inversores es el hecho de que hoy la bolsa estadounidense está cerrada por la celebración mañana del Día de la Independencia (4 de Julio), lo que entendemos “animó” a muchos inversores a cerrar posiciones largas de cara al largo fin de semana, sobre todo teniendo en cuenta la situación sanitaria por la que están atravesando actualmente muchos estados, que no invita al optimismo, y que puede terminar afectando seriamente a la recuperación económica.

 

Hoy esperamos que, tras las fuertes alzas registradas ayer por los principales índices bursátiles europeos, la sesión comience sin una clara dirección, siendo factible que algunos inversores aprovechen el buen comportamiento de ayer de algunos valores para realizar beneficios. Ello va a depender mucho de la publicación en las principales economías de la región de las lecturas finales de junio de los índices adelantados de actividad del sector de los servicios, los PMIs servicios, que, al igual que ocurrió con sus homólogos del sector de las manufacturas, se espera que muestren una sensible mejoría con relación a sus lecturas de mayo. Si las lecturas superan lo esperado por el consenso de analistas, es factible que las bolsas europeas retomen las alzas de ayer. En sentido contrario, si éstas defraudan, podrían acelerarse las ventas. La falta de la referencia de Wall Street entendemos, además, que limitará la actividad en estas bolsas, como suele ser lo habitual.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.