Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 13 de agosto de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Lunes, 15 de junio de 2020 08:00

El temor al rebrote llevará a los inversores a refugiarse nuevamente en activos defensivos

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Tras varias semanas de fuertes alzas, los mercados de valores europeos y estadounidenses sufrieron la semana pasada fuertes caídas, las mayores desde el comienzo de la crisis en marzo, debido al temor a que una segunda ola de la pandemia del coronavirus de origen chino pudiera terminar abortando la incipiente recuperación económica.

 

En muchos estados de Estados Unidos los casos de Covid-19 se han vuelto a disparar al alza, especialmente tras el largo fin de semana del Día de los Caídos, para el que ya se habían levantado muchas de las restricciones impuestas para luchar contra la expansión del virus en muchos estados. Además, se teme que las múltiples revueltas callejeras que han tenido lugar en muchas ciudades estadounidenses en las últimas semanas también incidan de forma negativa en el control de la pandemia. Además, y en muchos países de Latinoamérica o en economías emergentes como India, la epidemia parece fuera de control, con los casos incrementándose exponencialmente en las últimas semanas.

 

Pero las peores noticias llegan este fin de semana desde Pekín, la capital china, donde las autoridades han detectado un nuevo foco de infecciones en un gran mercado de carne y verduras que abastece a una gran parte de la ciudad. Tras casi dos meses sin contagios comunitarios, en pocos días se han identificado múltiples casos en la ciudad, lo que ha llevado a las autoridades a confinar nuevamente algunas zonas de la misma. Malas noticias para China cuando su economía parece que, poco a poco, está comenzando a recuperarse, tal y como muestra la batería de cifras macro dadas a conocer esta madrugada, entre las que merece la pena destacar el crecimiento superior al 4% experimentado por la producción industrial en mayo.

 

Además, en Tokio (Japón) también han aparecido nuevos casos de Covid-19 producto del contagio comunitario y ligados aparentemente a un local nocturno, cuando la situación parecía estar totalmente controlada. Todas estas noticias sobre rebrotes del virus creemos que van a tener un impacto muy negativo hoy cuando abran las bolsas europeas, sobre todo cuando en Europa la mayoría de los países están a punto de levantar casi todas las restricciones impuestas para luchar contra la expansión del virus. Aunque no vemos riesgo real de que las principales economías desarrolladas opten nuevamente por cerrar sus economías, algo que sería totalmente inasumible desde un punto de vista socioeconómico, lo que es evidente es que las medidas de distanciamiento social se van a tener que mantener durante bastante tiempo, al menos hasta que se logre desarrollar una vacuna contra el virus, y estas medidas van a condicionar y, en cierto modo, lastrar el ritmo de la recuperación económica, escenario que entendemos empieza a calar entre los inversores.

 

Por lo demás, cabe destacar que en la agenda macro de la semana, sobresale la publicación mañana de las cifras de ventas minoristas de mayo en Estados Unidos, que se esperan muestren un fuerte incremento con relación a abril, incremento consecuencia principalmente del efecto base, ya que en el mes de abril casi todo estuvo cerrado en el país. Como siempre recordamos, el consumo privado es clave para el crecimiento de la economía en los países desarrollados, más aún en Estados Unidos donde representa casi dos terceras parte del PIB, de ahí la relevancia que tiene que las ventas al por menor se recuperen rápidamente.

 

No obstante, quizás lo más relevante de la semana sean las intervenciones que tiene previstas el presidente de la Reserva Federal (Fed) ante el Congreso estadounidense. Así, mañana Jerome Powell hablará ante el Comité Bancario del Senado (cámara alta) y el miércoles lo hará ante el Comité de Servicios Financieros de la Casa de Representantes (cámara baja). Esperamos que Powell puntualice ese moderado “pesimismo” sobre el “largo camino” que le queda a la economía estadounidense para su recuperación que mostró la semana pasada en la rueda de prensa posterior a la celebración del Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC). Además, es factible que Powell profundice sobre la potencial utilización, siempre en caso de ser necesario, de nuevas herramientas de política monetaria como es la del control de la curva de tipos.

 

Por último, los inversores también estarán muy atentos a la reunión que mantendrán los miembros de la OPEP a mediados de semana (miércoles 17) en la que volverán a discutir la vigencia de los actuales recortes de producción en un entorno algo más pesimista que el de hace solo unas semanas. De hecho, la semana pasada el precio del crudo cayó con fuerza tras haber subido de forma vertical las semanas precedentes. Hoy esta variable vuelve a retroceder con fuerza, ya que cualquier duda sobre la recuperación económica, y los recientes rebrotes de casos de Covid-19 la generan, afectan muy negativamente a las estimaciones de demanda de esta materia prima.

 

Por tanto, reiterar que esperamos que las bolsas europeas abran hoy con fuertes caídas, en línea con lo que anticipan los futuros de los índices estadounidenses. El temor a que se produzca una segunda ola de casos de Covid-19 creemos que lastrará sobre todo el comportamiento de los valores de corte más cíclico y llevará a los inversores a refugiarse nuevamente en activos defensivos como los bonos alemanes, los bonos del Tesoro estadounidenses o el oro, y en divisas como el yen o el franco suizo. En bolsa serán los sectores más defensivos y los que mejor lo han hecho durante la crisis los que salgan menos penalizados.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.