Banco Santander: la calidad de los activos ha demostrado ser resistente

Carola Saldias, analista de instituciones financieras de Scope Ratings

Carola Saldias Castillo (Scope Group) | El grupo Santander tiene una franquicia global bien desarrollada, construida a través de una combinación de sólido crecimiento orgánico y adquisiciones exitosas. La capacidad del grupo para realizar adquisiciones rentables le ha permitido reforzar su posicionamiento en mercados clave como la Unión Europea, Estados Unidos, México y Latinoamérica, y mejorar la rentabilidad ajustada al riesgo. Estas fundamentan el crecimiento del negocio minorista y de financiación al consumo. A su vez, se aprovechan las altas capacidades de banca digital del grupo para mejorar la franquicia de negocio.

Eficiencia:

La eficiencia operativa ha desempeñado un papel fundamental en la estrategia del grupo, dado su tamaño significativo y sus grandes operaciones en diferentes geografías. El grupo se ha centrado en mejorar el apalancamiento operativo de sus negocios de banca minorista y comercial: en Europa a través de la eficiencia de costes, en América Latina y México orientando las inversiones estratégicas para mejorar la línea superior y utilizando sus capacidades digitales.

Calidad de los activos:

Debido a la mayor parte de las actividades bancarias en los mercados emergentes y al enfoque en la financiación al consumo, la calidad de los activos del grupo refleja una cartera de préstamos de mayor riesgo en comparación con otros actores de la UE. Dicho esto, la calidad de los activos ha demostrado ser resistente a lo largo de diversos ciclos económicos, lo que refleja la capacidad de la dirección para ajustar rápidamente las normas de creación cuando las condiciones económicas se deterioran. Esto también se ha puesto de manifiesto en el actual escenario económico de altos tipos de interés e inflación en todas las zonas geográficas del grupo.