Los ingresos de Tesla aumentan un 74% a/a (10.389 M$) por los créditos medioambientales y la venta de Bitcoins, pero sigue perdiendo cuota de mercado

Bankinter | Los resultados del 1T21 de la empresa estadounidense de automoción y energía, Tesla, baten estimaciones, pero es gracias a los créditos medioambientales y la venta de Bitcoins, según anunció la compañía tras el cierre sus resultados del 1T.

En concreto, sus principales cifras fueron: Ingresos de 10.389M$, +74% a/a, vs. 10.290M$ estimado y BPA de 0,93$, +304% a/a, vs. 0,80$ anterior.

Opinión del equipo de análisis de Bankinter:

Son cifras que superan estimaciones y muestran avances más que relevantes en términos interanuales. Todo ello pese a las interrupciones de producción, derivadas de la escasez de semis. De hecho, estas cifras siguen a un nivel de entregas que superó las estimaciones del consenso. Alcanzaron 184.800 en el 1T21 vs. 177.822 estimado. La parte negativa es que una parte relevante del beneficio deriva de los créditos medioambientales recibidos de otros fabricantes y de las plusvalías derivadas de la venta de Bitcoins (deshizo un 10% de su posición de 1.500M$). Además, decepcionó la falta de detalle sobre el nivel de producción para el conjunto de 2021.

Tras los resultados de 2020, la Compañía anticipó que su aumento de producción superará el +50% el de 2020. Por tanto, el guidance apunta a una producción de al menos 750.000 vehículos. El consenso estima una cifra más cercana a los 860.000 vehículos. Estos dos asuntos provocan una caída de -2,5% en el aftermarket. Tras estas cifras reducimos nuestra recomendación sobre el valor a Neutral, desde Comprar.

Los grandes fabricantes alemanes están acelerando sus planes de electrificación y Tesla se enfrenta a una creciente competencia tanto en el segmento premium como en el de volumen. Como referencia, Volkswagen podría superar ya este año la producción de vehículos eléctricos de Tesla al producir 1M de coches entre híbridos enchufables y 100% eléctricos. Esto acelerará la pérdida de cuota que ya está sufriendo Tesla. En 2020 el 70% de todos los eléctricos vendidos en EEUU eran de la Compañía, pero sólo un año antes ese porcentaje alcanzaba el 80%.

Todo ello sin olvidar los crecientes problemas legales a los que se enfrenta la Compañía por los fallos derivados de su sistema de autoconducción y por el servicio postventa ofrecido en China.