El Nasdaq Composite cierra por encima de los 15.000 puntos por primera vez en su historia

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | En una sesión que podemos catalogar como de transición, los principales índices bursátiles europeos cerraron de forma mixta y sin grandes cambios. Los estadounidenses, por su parte, terminaron el día ligeramente en positivo, con el S&P 500 y el Nasdaq Composite marcando nuevos máximos históricos. Así, y en una jornada de escasa actividad y sin grandes referencias, lo más destacado fue el hecho de que este último índice logró alcanzar el hito de cerrar por encima de los 15.000 puntos por primera vez en su historia. De este modo, el Nasdaq Composite, que acumula una revalorización del 16,5% en lo que va de ejercicio, ha sido capaz de recuperar un 120% desde sus niveles mínimos de marzo de 2020, cuando entró en mercado bajista tras declararse la pandemia mundial, pandemia provocada por el coronavirus de origen chino.

Ayer volvieron a ser los valores más ligados al ciclo económico los que mejor comportamiento tuvieron tanto en las principales plazas bursátiles europeas como en Wall Street, con sectores como el de las materias primas minerales, el del automóvil, el de la energía o el del ocio y turismo situándose a la cabeza de los avances, mientras los más defensivos, entre ellos los de la sanidad, los de las telecomunicaciones o las utilidades terminaban el día con pérdidas, como también lo hizo el sector tecnológico, tradicionalmente catalogado como de crecimiento. Por su parte, durante la jornada de ayer tanto los mercados de bonos como los de divisas mostraron una gran estabilidad, mientras que el precio del crudo continúo recuperando terreno.

Por lo demás, comentar que, en el ámbito político, ayer los demócratas dieron el primer paso para la aprobación del presupuesto de $ 3,5 billones en gasto social, que forma una parte esencial del programa político del presidente Biden, en una votación muy ajustada en la Casa de Representantes (220 votos contra 212). A cambio de su apoyo, los demócratas moderados consiguieron que los líderes del partido se comprometieran a que el plan de infraestructuras físico se vote en la cámara el día 27 de septiembre. Cabe recordar que este último plan ya ha sido aprobado en el Senado con los votos tanto de demócratas como de republicanos, y que tiene un importe de $ 1,1 billones.

A pesar de la votación de ayer, no está nada claro que el programa social demócrata salga adelante en su actual diseño e importe, ya que en el Senado algunos demócratas centristas ya han anunciado su oposición al mismo si no es modificado sustancialmente. De momento, y dadas las dudas sobre la capacidad del Congreso de sacar adelante estos programas, el impacto de los mismos en los mercados financieros estadounidenses está siendo muy limitado, lejos de la euforia inicial que generaron cuando fueron anunciados hace unos meses.

Centrándonos ya en la sesión de hoy, decir que esperamos una apertura entre plana y ligeramente a la baja de las bolsas europeas, en una nueva jornada que se presenta de transición, con los inversores a la espera de que el viernes el presidente de la Reserva Federal (Fed), en su intervención virtual en el simposio de bancos centrales que organiza anualmente en verano la Reserva Federal de Kansas en Jackson Hole (Wyoming), aporte más luz sobre las intenciones del banco central estadounidense en materia de política monetaria.

Por lo demás, señalar que en la agenda macro del día destaca la publicación en Alemania de los índices IFO, correspondientes al mes de agosto, índices que miden la percepción que sobre el estado actual y futuro de la economía alemana tienen las empresas. Se espera que el índice principal, el de Clima de Negocios, haya retrocedido ligeramente en agosto, lastrado por la caída del subíndice que mide las expectativas de este colectivo y a pesar de que el consenso de analistas proyecta un ligero avance en el mes del subíndice de situación actual.

Ya por la tarde, y en EEUU, se publicarán las cifras de pedidos de bienes duraderos del mes de julio (lectura preliminar). Tanto los IFO como esta última variable aportarán más información a los inversores sobre el impacto que la expansión de la variable Delta del Covid-19 a nivel mundial está teniendo tanto en la moral de las empresas, en este caso de las alemanas, como en la actividad económica e inversión en EEUU.