La OPEP+ optará por mantener su hoja de ruta sin cambios, lo que supondría un nuevo incremento de 400.000 barriles al día para el mes en curso

barriles

J.J. Fdez- Figares (Link Securities) | Los mercados de valores europeos y estadounidenses cumplieron ayer con la tradición, continuando con el rally de Navidad que “oficiosamente” se dará por finalizado hoy, la segunda sesión del año. De este modo, los principales índices bursátiles de la Europa continental -las bolsas de Londres y de Dublín permanecieron ayer cerradas por festividad local- terminaron la jornada con significativos avances, aunque algo por debajo de sus niveles más altos del día. Los precios de los bonos, por su parte, siguieron corrigiendo, lo que conllevó el repunte de sus rentabilidades. Por sectores, cabe destacar el gran comportamiento que tuvieron ayer en las bolsas europeas los valores de la industria del automóvil, así como los del sector del petróleo, estos últimos animados por el nuevo repunte que experimentó ayer el precio de esta materia prima, y los del sector del ocio y turismo, liderados en este caso por las aerolíneas. El gran “derrotado” de ayer fue el sector de la sanidad, sector típicamente defensivo, en el que destacó el duro castigo que recibieron los valores relacionados con las vacunas contra el Covid-19. 

En Wall Street la sesión fue aún más positiva, lo que permitió que tanto el S&P 500 como el Dow Jones iniciaran 2022 marcando nuevos máximos históricos. En este mercado fue igualmente el sector de la energía uno de los más destacados junto al de consumo discrecional, sector éste en el que se incluye Tesla, compañía que, tras presentar unas cifras de ventas de vehículos correspondientes al 4T2021 que batieron por mucho lo esperado por los analistas, cerró la sesión de ayer con un alza del 13,5%. Al igual que ocurrió en las bolsas europeas, fueron los valores del sector de la sanidad, especialmente las compañías de biotecnología, los que peor comportamiento mostraron, junto con los de materiales y algunos tecnológicos, concretamente las compañías especializadas en software. En este mercado el castigo recibido por los bonos fue muy superior al observado en Europa, lo que llevó a los rendimientos de estos activos a situarse a su segundo nivel más elevado desde marzo de 2020, mes en el que se inició la crisis sanitaria provocada por la pandemia. En este sentido, cabe destacar que los futuros descuentan actualmente con una probabilidad del 54% que la Reserva Federal (Fed) subirá sus tipos de interés oficiales en la reunión que celebrará su Comité Federal de Mercados Abierto (FOMC) el próximo mes de marzo, algo que consideramos que no va a ocurrir, siendo más probable, en nuestra opinión, que la Fed opte por esperar y que la primera alza de tipos oficiales tenga lugar en mayo. 

La principal conclusión de lo acontecido ayer en los mercados de renta variable y renta fija occidentales es que, si bien los casos de Covid-19 siguen subiendo con fuerza en la mayoría de los países europeos y en EEUU, impulsados por la muy contagiosa variante Ómicron, los inversores se muestran confiados que, dada la benignidad de los síntomas que genera la misma, esta nueva ola de la pandemia no provocará grandes quebrantos económicos ni empresariales. Es más, entendemos que muchos inversores están mirando ya “más a medio plazo”, barajando la posibilidad de que la pandemia se convierta en endemia en cuestión de meses. 

El optimismo mostrado ayer por los inversores en las bolsas europeas y estadounidenses se ha trasladado esta madrugada a los mercados de renta variable asiáticos, especialmente al japonés, mercado que ayer permaneció cerrado, en donde el Nikkei ha terminado la jornada con una fuerte subida. Esperamos que hoy, cuando abran las bolsas europeas por la mañana, sus principales índices mantengan el buen tono de ayer y comiencen la jornada con alzas moderadas, alzas que serán más intensas para los principales índices de la bolsa londinense, que intentarán de este modo “ponerse al día” tras haber permanecido este mercado cerrado ayer.

Por lo demás, y en lo que hace referencia a la agenda macro del día de hoy, cabe destacar la publicación de las ventas minoristas de noviembre en Alemania; de la estimación preliminar del IPC del mes de diciembre de Francia y, por la tarde y en EEUU, del índice de gestores de compra del sector de las manufacturas, el ISM manufacturero, correspondiente al mes de diciembre, y de la encuesta JOLTS que elabora el Departamento de Trabajo y que cuantifica el número de empleos ofertados en EEUU, en este caso correspondiente al mes de noviembre.  

Por último, cabe destacar que hoy se reúnen los ministros del petróleo de los países pertenecientes a lo que se conoce como OPEP+, cártel que incluye a los países de la OPEP y a sus aliados, liderados éstos por Rusia. Ayer se supo que el Comité Técnico Conjunto (the Joint Technical Committee; JTC) de la OPEP+, en el informe que elaboró tras su reunión del domingo, se mostró bastante optimista sobre el potencial impacto de la variante Ómicron del Covid-19 en la demanda global de crudo, al señalar que espera que éste sea limitado y temporal -, por lo que, lo más probable, es que hoy los ministros de petróleo de la OPEP+ opten por mantener su hoja de ruta sin cambios, lo que supondría un nuevo incremento de sus producciones conjuntas de 400.000 barriles al día para el mes en curso, escenario que pareció no disgustar ayer a los inversores, lo que llevó al precio del crudo a subir por octava vez en las últimas nueve sesiones.