Las estimaciones de crecimiento de EPS (c30% 2021) dan margen para que las recompras aumenten otra vez

Morgan Stanley | Antes de la pandemia, nuestros estrategas recomendaban hacer más buybacks (recompras) y pagar menos dividendos, consejo que pareció ser escuchado, ya que las compañías europeas llegaron a una cifra record de buybacks del 25% del total del cash return a accionistas en 2019. La pandemia detuvo en seco esta tendencia (de hecho 2020 ha sido la primera recesión en la que los dividendos han caído más que el EPS), cayendo las recompras a niveles del c4% del total retorno al accionista europeo y contrastando de forma muy llamativa con el 50% en EEUU.

Si bien la pandemia hizo que todas las formas de retornos para los accionistas cayeran, parece que hay luz al final del túnel. El fuerte rebote de las estimaciones de crecimiento de EPS (+c30% para 2021 y +c15% en 2022 según el consenso) da un claro margen para que los buybacks aumenten otra vez y, de hecho, nuestros estrategas creen que las recompras serán la modalidad más elegida, lo que, a su vez, supondría otra señal positiva incremental para:

(i) La renta variable europea, ya que animaría al inversor global (y especialmente al americano) a subir peso en una zona con un retorno al accionista en crecimiento y sostenible (buena visibilidad cara a los próximos 2-3 años).

(ii) Especialmente, para los valores directamente implicados en el buyback Field: El factor “ney buyback yield” ha sido un claro outperformer en los últimos 20 años (con uno de los mejores Sharpe a 5 años (c. 0.5) entre los 58 factores que el equipo quant maneja), especialmente en Europa y UK vs USA. Mientras que los factores dividend yield y pay out llevan quedándose atrás los 5 años.

Screening de 10 acciones en las que nuestros analistas utilizan los buybacks como uno de los principales argumentos de compra: Akzo Nobel, AP Moller-Maersk, ArcelorMittal, ASML, Carrefour, Deutsche Telekom, LVMH, Royal Dutch Shell, Swedish Match y UniCredit.