Christoph M. Schmidt: «La recuperación del comercio mundial ha permitido ya la de la industria, casi totalmente»

Christoph M. Schmidt

Lidia Conde (Fráncfort) | Entrevista a Christoph M. Schmidt, Presidente del Consejo Franco Alemán de Expertos Económicos. «Tanto el European Green Deal como el Next Generation EU alimentan esa esperanza de que al final Europa saldrá reforzada de esta crisis. Pero entre los ambiciosos planes de la Unión Europea y el éxito final, los resultados finales, hay un largo trecho. Y en ese camino los estados miembro deberán emprender las reformas estructurales que permitan aumentar su potencial de crecimiento a largo plazo y mostrar su disposición a volver a cumplir con el pacto de crecimiento y estabilidad, con las reglas de deuda».

Cristoph M. Schmidt es desde marzo del año pasado presidente del Consejo Franco Alemán de Expertos Económicos, creado por ambos gobiernos el 19 de septiembre de 2019 en virtud del Tratado de Aquisgrán. El consejo es independiente y asesora a los Gobiernos francés y alemán en asuntos económicos que afectan a ambos países, con la idea de trabajar juntos para hacer frente a los retos europeos del siglo XXI. El Consejo está compuesto por Christoph M. Schmidt y Philippe Martin, Isabel Schnabel, Marcel Fratzscher, Clemens Fuest, Nicola Fuchs-Schündeln, Agnès Benassy-Quéré, Christian Gollier, Xavier Ragot y Katheline Schubert.

Schmidt, conocido como el “canciller de la Economía alemana”, preside además el Instituto Leibniz de Investigación Económica (RWI) de Essen y es catedrático de Política económica y Econometría aplicada en la Ruhr Universidad de Bochum. Hasta marzo del año pasado presidió el comite de cinco “sabios” que asesora al Gobierno alemán, del que era miembro desde 2009. En su opinión, Alemania debe liberalizar más su mercado laboral y subir la edad de jubilación a los 69 hasta el año 2060. Está en contra de aumentar el salario mínimo por considerar que impide la integración laboral de trabajadores poco cualificados y refugiados y considera que una de las grandes cuestiones de futuro es hacer una política climática eficiente económicamente y, al tiempo, social. Está a favor del impuesto al CO2 y de fortalecer los sistemas de seguridad social teniendo en cuenta que con el cambio demográfico “en los últimos años, se han debilitado con nuevos gastos”. Declina comentar las actuaciones del Gobierno español, porque asegura que no lo sigue de cerca, y -europeista convencido- prefiere no hablar sobre la demanda ante el Tribunal Constitucional alemán de Bernd Lucke, el fundador de Alternativa para Alemania, contra el Next Generation UE.

PUEDE LEER LA ENTREVISTA COMPLETA EN LA REVISTA CONSEJEROS

Si todavía no tiene una suscripción a la Revista CONSEJEROS, puede pulsar en el siguiente enlace “OBTENER UNA SUSCRIPCIÓN”