La mala evolución de la pandemia y el retraso en la inmunización, provocará una revisión a la baja de las expectativas de crecimiento

Mercados Broker

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses continuaron ayer consolidando las fuertes alzas que experimentaron la semana pasada, con los primeros cerrando la jornada en su mayoría con ligeros descensos y los segundos con pequeños avances. A diferencia de la sesión precedente, ayer fueron los valores de corte más cíclico como los del sector del automóvil, los bancos, los de ocio y turismo y los del sector de la energía los que mejor se comportaron, mientras que los defensivos se quedaron rezagados. En los mercados europeos los bonos volvieron a ceder, lo que impulsó al alza sus rentabilidades, especialmente las de los bonos de los países periféricos.

A la espera de que mañana el presidente electo de Estados Unidos dé a conocer su programa económico, en el que se espera incluya un nuevo paquete de ayudas a los afectados por la pandemia y un plan de infraestructuras, los inversores siguen muy pendientes tanto de la evolución de la pandemia, que va a peor en la mayoría de los países europeos, en los que ya se habla de implementar nuevas restricciones más severas a la movilidad de los ciudadanos y a la actividad económica, como del proceso de vacunación, que en la mayoría de estos países sigue dejando mucho que desear.

Estos dos factores, la negativa evolución de la pandemia y el retraso en el proceso de inmunización de la población, van a terminar pasando una dura factura a la economía europea, al menos durante los primeros meses del año, lo que ya está llevando a los analistas a revisar sensiblemente a la baja sus expectativas de crecimiento económico para el 1T2021 y para el conjunto del ejercicio. El siguiente paso consistirá en la revisión a la baja de las estimaciones de crecimiento de los resultados de muchas compañías, especialmente de las más ligadas al ciclo económico. De este modo, el escenario que se empieza a contemplar ahora es el de un inicio de la recuperación económica en la región más tardío y desde un nivel más bajo, algo que entendemos los inversores no tienen descontando en su totalidad, aunque, por ahora, lo estén obviando. Todo ello, con unos mercados que además se encuentra muy sobrecomprados, podría provocar una pequeña corrección en las próximas semanas, algo que, de ocurrir, veríamos como una buena oportunidad de compra.

Hoy, en principio, esperamos que las bolsas europeas abran ligeramente al alza, siguiendo así la estela positiva dejada ayer por Wall Street, y a pesar de las noticias de que los gobiernos de países como Reino Unido, Francia o Alemania, entre otros, están pensando incrementar las medidas restrictivas al movimiento de la población con el objetivo de evitar una mayor propagación de la pandemia. Además, el clima político enrarecido en Estados Unidos también sigue siendo un foco de incertidumbre, aunque, de momento, los inversores parecen no darle importancia.

Por lo demás, señalar que en la agenda macro del día destaca únicamente la publicación en la Zona Euro de las cifras de producción industrial del mes de noviembre y en Estados Unidos de la inflación de diciembre, que se espera haya repuntado ligeramente, aunque siga lejos de la referencia del 2% establecida por la Reserva Federal (Fed).