El IPC español de febrero varía un 0,0% anualmente y un -0,6% mensualmente

España noche

CdM | La tasa de variación anual del IPC español del mes de febrero se sitúa en el 0,0%, cinco décimas por debajo de la registrada en enero. La tasa anual de la inflación subyacente disminuye tres décimas, hasta el 0,3%. La variación mensual del índice general es del –0,6%. El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) sitúa su tasa anual en el –0,1%, cinco décimas inferior a la del mes anterior.

En lo referido a la evolución anual, la tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de febrero es del 0,0%, cinco décimas por debajo de la registrada el mes anterior. Los grupos que destacan por su influencia en la disminución de la tasa anual son:

Vivienda, con una variación del –1,1%, más de cuatro puntos inferior a la del mes anterior, debida a que los precios de la electricidad bajan este mes más de lo que lo hicieron en 2020. Cabe reseñar también, aunque en sentido contrario, la subida de los precios del gasóleo para calefacción, que descendieron el año anterior.

Hoteles, cafés y restaurantes, cuya tasa anual disminuye seis décimas, situándose en el 0,0%, a causa de la estabilidad de los precios de los servicios de alojamiento, frente al aumento registrado el año pasado.

Ocio y cultura, que refleja una variación del –0,4%, cinco décimas menos que en enero, causada porque los precios de los paquetes turísticos subieron más en febrero de 2020 que este mes.

Alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa desciende una décima y se sitúa en el 1,6%. Este comportamiento es consecuencia de las disminuciones de los precios de las legumbres y hortalizas y, en menor medida, de la carne, frente a las subidas de febrero del año pasado. Cabe reseñar también, aunque en sentido contrario, que los precios de las frutas aumentan este mes más que en febrero de 2020.

Por su parte, el grupo con mayor influencia positiva es el del Transporte, cuya tasa se incrementa dos puntos, hasta el –1,2%, como consecuencia de las subidas de los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal, que descendieron el año anterior. Destaca además, pero por su influencia negativa, la bajada de los precios del transporte aéreo de pasajeros, que se incrementaron en 2020.

En lo referido a la evolución mensual, en febrero la tasa de variación mensual del IPC general es del –0,6%.

Entre los grupos con repercusión mensual negativa en la tasa mensual del IPC destacan:

Vivienda, cuya tasa del –5,3%, que repercute –0,747, es debida, casi en su totalidad, a la bajada del precio de la electricidad. Cabe reseñar también, aunque en sentido contrario, la subida del precio del gasóleo para calefacción.

Vestido y calzado, con una variación del –1,4%, que recoge el comportamiento de los precios al final de la temporada de invierno. Este grupo repercute –0,073 en el IPC general.

Por su parte, el grupo con mayor repercusión positiva es el Transporte, con una tasa del 1,4%, consecuencia del incremento de los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal. La repercusión de este grupo en el índice general es 0,175.

Opinión del equipo de análisis de Bankinter:

La evolución de los precios de febrero supone recortar el repunte de enero (+0,5% a/a) tras la subida de los precios de la Electricidad y Alimentos a comienzos de año, coincidiendo con dificultades climáticas y de suministro.