El IPC de EEUU, en máximos de inflación de 13 años: sube en mayo al 5% a/a

Fuerte incremento del IPC en EEUU

Link Securities | El índice de precios de consumo (IPC) de EEUU subió el 0,6% en el mes de mayo con relación a abril, mientras que en tasa interanual lo hizo el 5,0% desde el 4,3% que lo había hecho en abril, según dio a conocer este jueves el Departamento de Trabajo.

El consenso de analistas esperaba un incremento del IPC en mayo del 0,4% y uno en tasa interanual del 4,6%, en ambos casos sensiblemente por debajo de las lecturas reales. La inflación alcanzó de esta forma su nivel más elevado en 13 años.

Por su parte, el subyacente del IPC, que excluye para su cálculo de los precios de la energía y de los alimentos no procesados, subió el 0,7% en mayo con relación a abril, mientras que en tasa interanual lo hizo el 3,8% frente al 3,0% de abril. En este caso los analistas esperaban un repunte mensual del IPC subyacente del 0,4% y uno en tasa interanual del 3,4%. De esta forma la inflación subyacente se situó en EEUU en su nivel más elevado en 29 años.

Opinión del equipo de análisis de Link Securities:

Se mire como se mire, los datos del IPC estadounidense de mayo son muy negativos. Que este repunte de la inflación vaya a ser o no temporal tiene gran relevancia, no solo para los mercados, ya que en caso de ser transitorio la Reserva Federal (Fed) podría aguantar todavía un tiempo sin subir tipos, sino también para la recuperación económica. Si la inflación se mantiene persistente a estos niveles, puede terminar afectando al crecimiento económico, ya que desincentivaría muchas compras por parte de los consumidores.

La reacción del mercado de bonos fue clara. Los precios descendieron con el consiguiente repunte de las rentabilidades. Los futuros de los principales índices estadounidenses también reaccionaron, aunque moderadamente. El del Dow Jones subió, ya que en un escenario de mayor inflación bancos e industriales aguantan mejor, mientras que el Nasdaq se vino abajo, lastrado por las tecnológicas y por los valores de crecimiento, que son a los que más afecta que suban los rendimientos de los bonos como consecuencia de la inflación.

Otra duda que generan estos datos es si los agresivos planes fiscales propuestos por el presidente Biden tienen cabida en este entorno de elevada inflación. Se corre el riesgo, como viene sosteniendo el economista de cámara del partido Demócrata, Larry Summers, de que se sobrecaliente la economía. Entonces, la Fed tendrá que actuar de forma precipitada, pudiendo, incluso, provocar una nueva recesión.