El IBEX 35 cierra por debajo de 9.000 puntos por primera vez en las últimas tres semanas

Fátima Herranz González (Singular Bank) | Los principales mercados de renta variable globales muestran tono mixto en la sesión de hoy, manteniéndose ligeramente en positivo los índices de Alemania y Francia y el Nasdaq Composite frente a las caídas registradas en el resto de bolsas de EEUU, Europa y la mayor parte de los índices asiáticos.

Todo ello en un contexto marcado por la significativa senda de apreciación del dólar en los últimos días, consolidando la tendencia mostrada desde comienzos de año. Una evolución que se vio ayer reforzada por los positivos datos de producción industrial y especialmente de ventas minoristas de la economía estadounidense. En esta coyuntura, junto a las elevadas tensiones inflacionistas, aumentan las expectativas de que la Reserva Federal pueda acelerar la retirada de sus estímulos monetarios, iniciada este mes con la reducción de su ritmo de compras de bonos de 15.000 millones de $ al mes.

Así, la jornada ha comenzado con predominio del rojo en la región Asia-Pacífico, a excepción del Shanghai Composite chino que ha avanzado un 0,44% tras dos sesiones consecutivas a la baja. El mayor retroceso se ha registrado en el Kospi de Corea del Sur (-1,16%), seguido del ASX 200 australiano (-0,68%), el Sensex indio (-0,52%) y el Nikkei 225 japonés (-0,40%). La evolución de la bolsa de Japón se ha visto condicionada, entre otros factores, por la ralentización del crecimiento de las exportaciones a su menor ritmo en los últimos ocho meses. En concreto, en octubre aumentaron un 9,4% interanual, 3,6 pp menos que el mes anterior y en torno a 0,5 pp por debajo de las expectativas del consenso del mercado. Una evolución lastrada principalmente por el fuerte descenso de las ventas al exterior de automóviles ante la caída de la producción provocada por la escasez de componentes. Adicionalmente, el mercado se mantiene pendiente del esperado anuncio del primer ministro japonés, Fumio Kishida, sobre un nuevo paquete de estímulos económicos, incluyendo algunas medidas para asegurar el suministro de chips.

Posteriormente, los datos de crecimiento de los niveles de precios en octubre de la Eurozona (4,1% anual) y Reino Unido (4,2% anual) han contribuido a aumentar la preocupación sobre las crecientes tensiones inflacionistas a nivel global. Un entorno que condiciona la orientación de la política monetaria de los principales bancos centrales en los próximos meses. En este sentido, Isabel Schnabel, miembro de la Junta Ejecutiva del BCE, ha destacado que ha aumentado la incertidumbre en torno al ritmo y el alcance de la desaceleración de la inflación prevista el próximo año.

Por otro lado, en EEUU la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha reabierto el debate sobre el techo de deuda al señalar que podría incurrir en un incumplimiento de los pagos del Gobierno federal a partir de mediados de diciembre. En concreto, ha afirmado que las obligaciones de pago surgidas a partir del proyecto de ley de infraestructuras de 550.000 millones de $ aprobado recientemente por el presidente Joe Biden requerirá que el Tesoro transfiera 118.000 millones de $ al Fondo Fiduciario de Carreteras en un plazo de un mes desde la promulgación de la ley, que finalizaría el 15 de diciembre.

Entre las principales bolsas de la Eurozona ha destacado nuevamente el signo negativo del IBEX 35 español (-0,52%), mientras que el CAC 40 francés y el DAX 40 alemán se han mantenido ligeramente en positivo (+0,06% y +0,02%, respectivamente). Fuera de la zona monetaria europea, el FTSE 100 británico ha perdido un 0,49%.

En España, el IBEX 35 ha cerrado por debajo del umbral de 9.000 puntos por primera vez en las últimas tres semanas (desde el 27 de octubre) al caer un 0,52% respecto a su cotización de ayer. Entre sus componentes ha destacado especialmente el movimiento a la baja de Meliá Hotels (-4,00%), seguido de Bankinter (-2,93%) e Indra (-2,72%). En terreno alcista, únicamente cinco calores han registrado subidas de más de un 1%, liderados por Fluidra (+2,90%), Cie Automotive (+1,94%) y Solaria (+1,75%).

Por su parte, a cierre de las bolsas europeas los principales índices bursátiles de EEUU muestran un tono mixto, si bien las variaciones son moderadas. El S&P 500 pierde un 0,12%, lastrado principalmente por las ventas de acciones en los sectores de energía y financiero. En el caso del Nasdaq Composite se registra un ligero repunte de un 0,14%.