La presión inflacionaria en Estados Unidos puede estar finalmente llegando a máximos

Inflación

J.P. Morgan | Tras meses de cifras sólidas, los datos indican que la presión inflacionaria en Estados Unidos puede estar finalmente llegando a máximos. 

El índice general de precios al consumo ha llegado al 5.4% interanual, apoyado por los precios de los alimentos, pero el IPC subyacente cayó del 4.5% al 4.3%.

El cambio en momentum es una buena noticia para el mensaje de “transitoriedad” de la Fed, pero merece la pena resaltar que la inflación continúa cerca de niveles máximos en 10 años. Aunque algunos sectores -como los coches de segunda mano o las tarifas aéreas- parecen haberse estabilizado, aumenta la presión del importante componente shelter que tiende a moverse en ciclos largos y representa un tercio de la cesta de la inflación.

Si analizamos esta foto junto con el informe de empleo de julio, queda claro que la economía americana continúa mejorando rápidamente. Como resultado, es probable que los rumores del posible comienzo del programa de tapering por parte de la Fed sean cada vez más frecuentes.