Las elecciones francesas provocan inquietud: la prima de riesgo de Francia se equipara a la de Portugal

francia_asamblea_nacional

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | En una jornada que fue claramente de más a menos, de la tranquilidad a la fuerte tensión, los principales índices bursátiles europeos cerraron ayer con fuertes descensos, arrastrados por la inquietud que sigue provocando entre los inversores la convocatoria de elecciones legislativas en Francia. Si ya de por sí el país es el que presenta un mayor déficit público de entre las grandes economías de la Eurozona, superior al 5%, se teme que la llegada al gobierno del partido de la derecha dura, Agrupación Nacional (RN), cuyo programa electoral está repleto de guiños populistas, incrementaría aún más el déficit y la deuda del país. Así, y de golpe, los inversores en Europa han pasado a centrar su preocupación en los niveles de deuda de los distintos países, especialmente de los de sur de la región que, además, con la excepción de Portugal y Grecia, siguen aumentando sus niveles de endeudamiento público a ritmos elevados. Ello llevó ayer a los inversores a vender deuda francesa, italiana y española y a comprar deuda alemana, provocando un repunte de los rendimientos de los primeros de estos activos, así como de las primas de riesgo de estos países. En ese sentido, cabe destacar que ayer la prima de riesgo de Francia se equiparó a la de Portugal, algo que hace unos años habría parecido un imposible. Entendemos que el nerviosismo de los mercados, que creemos exagerado, durará al menos hasta conocer los resultados de las mencionadas elecciones en Francia. En este sentido, señalar que, si bien creemos complicado que el RN alcance una mayoría absoluta en la Asamblea francesa que le permita formar un gobierno sólido, sí pensamos que, tras los comicios, se podría alcanzar en Francia un escenario de difícil gobernabilidad, que haría muy complicado llevar a cabo los recortes de gasto que se le van a exigir al país en los próximos años.

La sesión de ayer en Wall Street volvió a ser muy distinta a la europea, con los inversores al otro lado del Atlántico más centrados en la posible evolución de los tipos de interés y en los anuncios de las compañías en materia de Inteligencia Artificial (IA). En este sentido, señalar que ayer se publicaron dos indicadores macroeconómicos que volvieron a incrementar las expectativas de los inversores de que la Reserva Federal (Fed), en contra de lo indicado hace dos días, opte por reducir sus tasas de interés de referencia dos veces antes de finales de año, empezando en la reunión que celebrará su Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) en septiembre. Así, tanto la publicación del índice de precios de la producción (IPP) de mayo, que se comportó mejor de lo esperado, como la publicación de las nuevas peticiones de subsidios de desempleo semanales, una buena aproximación al comportamiento del paro semanal, que repuntaron sensiblemente más de lo esperado “alimentaron” las mencionadas expectativas de bajadas de tipos, lo que se reflejó en el positivo comportamiento de los bonos, cuyos precios subieron con fuerza mientras caían sus rendimientos. A este último hecho también ayudó la fuerte demanda que se observó en la subasta que llevó ayer a cabo el Tesoro de los Estados Unidos de bonos con vencimiento a 30 años. Así, al cierre de la sesión, tanto el S&P 500 como el Nasdaq Composite cerraron ligeramente al alza, marcando nuevos máximos históricos, mientras que el Dow Jones volvió a caer, lo que demuestra que sólo una parte del mercado, concretamente el sector tecnológico, está haciéndolo bien, especialmente unos pocos grandes valores.

Hoy, y tras las fuertes caídas de ayer, esperamos que los principales índices bursátiles europeos abran ligeramente al alza, intentando recuperar parte del terreno cedido recientemente, descensos que han llevado al CAC 40 francés y al FTSE Mib italiano a ceder más del 5% desde sus máximos anuales, y al resto de principales índices de la región a caer más del 3%, con el Eurostoxx y el Euro Stoxx 50 yendo directamente a apoyarse en su media móvil de 100 sesiones. Es factible que el elevado nivel de sobreventa que muestran estos índices y muchos valores facilite un repunte puntual a corto plazo, eso sí, siempre que los mercados de bonos se estabilicen. Por lo demás, comentar que la agenda macroeconómica del día presenta como principal cita la publicación esta tarde en Estados Unidos de la lectura preliminar de junio del índice de sentimiento de los consumidores, índice adelantado de consumo que lleva varios meses cayendo y que se espera haya subido con respecto a su nivel de mayo.

Finalmente, señalar que esta madrugada el Banco de Japón (BoJ) ha mantenido sin cambios sus tipos de interés de referencia, tal y como se esperaba, y ha anunciado que comenzará a reducir las compras de bonos a partir de julio. La bolsa japonesa se ha tomado los anuncios moderadamente bien, cerrando ligeramente al alza, mientras el yen se volvía a depreciar con relación al dólar, situándose a su nivel más bajo en mes y medio. El resto de bolsas asiáticas han cerrado la sesión de hoy en su mayoría a la baja. Para finalizar, señalar que esta madrugada el dólar se muestra estable, que el precio del crudo viene ligeramente a la baja y que el del oro gana algo de terreno.