Los demócratas impulsarán su programa de medidas sociales esta semana en EEUU

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Tras una pasada semana en la que los inversores aprovecharon los elevados niveles de sobrecompra de muchos índices y valores para realizar beneficios, las bolsas de valores europeos y estadounidenses afrontan una nueva semana en la que la agenda macroeconómica entendemos que será determinante, ya que debe servir para que los agentes del mercado se hagan una idea más precisa del verdadero impacto que la nueva ola de la pandemia está teniendo en la marcha de las principales economías desarrolladas.

Así, y para comenzar la semana, hoy lunes se darán a conocer en la Zona Euro, sus dos principales economías: Alemania y Francia, el Reino Unido y EEUU las lecturas preliminares de agosto de los índices adelantados de actividad de los sectores de las manufacturas y de los servicios, los conocidos como PMIs, que elabora mensualmente la consultora IHS Markit. En principio se espera cierta estabilidad en los mencionados indicadores, lo que consideramos que serían “buenas noticias”, ya que estos índices llevan meses apuntando a ritmos mensuales de expansión de la actividad muy elevados.

No obstante, si los PMIs muestran síntomas de “flaqueza”, ello vendría a indicar que la expansión a nivel global de la variante Delta del coronavirus de origen chino está comenzando a impactar de forma negativa en la recuperación de las principales economías desarrolladas lo que, conjuntamente con la elevada inflación, apuntaría a un escenario de bajo crecimiento y altos precios, lo que se conoce como estanflación, escenario que no creemos que se vaya a dar, al menos en el corto/medio plazo, pero cuya sola mención suele impactar de forma muy negativa en el comportamiento de los activos de riesgo.

Además, y sin abandonar la agenda macro de esta semana, cabe destacar la publicación el próximo miércoles de las lecturas de agosto de los índices IFO alemanes, índices que miden la percepción que sobre el estado actual y futuro de la economía de Alemania tienen las empresas del país. En principio también se espera una cierta estabilidad de estos importantes indicadores, lo que, de cumplirse, creemos que sería bien recibido por los inversores.

El jueves, por su parte, se publicará la segunda estimación del PIB del 2T2021 de EEUU, cifra que no esperamos que aporte nueva información, algo que sí harán las cifras de ingresos y gastos personales del mes de julio, que se darán a conocer el viernes en este país, así como el índice de precios de los consumidores del mismo mes, el conocido como PCE, que es la variable de precios más seguida por la Reserva Federal (Fed). Ese mismo día, será esta institución la que monopolice la atención de los inversores, ya que dará comienzo de forma virtual el simposio de bancos centrales que anualmente organiza la Reserva Federal de Kansas en Jackson Hole (Wyoming).

El tema del simposio de este año será “La política macroeconómica en una economía desigual”. Entre todas las intervenciones destacará la del presidente de la Fed, Powell, del que se espera que aporte algo de luz sobre las decisiones que en materia de política monetaria podría adoptar el banco central estadounidense en los próximos meses.

Cabe recordar que, la pasada semana, la publicación de las actas de la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC), en las que se pudo comprobar como sus miembros discutían ya sobre la posibilidad de comenzar a retirar algunos estímulos monetarios tan pronto como a finales del presente ejercicio, generó mucha tensión en los mercados financieros globales. Es por ello que la mencionada intervención de Powell será muy seguida por unos inversores a los que, en principio, la idea de que la Fed comience a dar marcha atrás en sus políticas monetarias ultra acomodaticias no les hace mucha gracia. En este sentido, señalar que no es lo mismo que el banco central comience a retirar estímulos monetarios debido a la fortaleza de la economía que forzado por la alta inflación. Esa debe ser, en nuestra opinión, la clave para interpretar la actuación de la Fed en los próximos meses.

Por lo demás, y en el ámbito político, señalar que esta semana regresan los legisladores estadounidenses de sus vacaciones y está previsto que en la Casa de Representantes (cámara baja del Congreso de EEUU) los demócratas intenten impulsar su programa de medidas sociales, que conlleva un elevado incremento del gasto público y que, por ello, es rechazado por los republicanos y por los demócratas moderados. Está por ver si finalmente la dirección del partido desliga o no la aprobación del conocido como plan de infraestructuras social del plan de infraestructuras físico, que fue aprobado en el Senado con el voto tanto de demócratas como de republicanos.

En este sentido, cabe señalar que la salida precipitada de EEUU de Afganistán, aprobada por el presidente Biden, ha enrarecido aún más si cabe el ya de por sí complejo escenario político por el que atraviesa el país. En nuestra opinión, la inestabilidad política no es buena para los mercados financieros, ya que siempre termina impactando de forma negativa en la marcha de la economía.

En principio, y para comenzar la semana, esperamos que las bolsas europeas abran al alza, animadas por el cierre alcista del viernes de Wall Street y por el buen comportamiento que han mostrado los principales mercados de valores asiáticos esta madrugada. Posteriormente, y como ya hemos señalado, será la publicación de las lecturas preliminares de agosto de los PMIs en las principales economías desarrolladas lo que determinará la tendencia de cierre de las bolsas europeas y estadounidenses. Si estos índices muestran un mayor deterioro de lo esperado de la actividad en estas economías, consecuencia del impacto negativo en las mismas de la nueva ola de la pandemia, pueden volver las ventas a las bolsas occidentales.

Por el contrario, si los índices siguen apuntando a una fuerte expansión de la actividad, tanto en el sector de las manufacturas como, sobre todo, en el de servicios, es posible que los principales índices de estos mercados afiancen las alzas e intenten recuperar parte de lo cedido la semana pasada. Por último, señalar que esperamos que esta semana los volúmenes de contratación repunten ligeramente en las bolsas europeas, a medida que muchos agentes del mercado se vayan incorporando de sus vacaciones.