Se estima un IPC de marzo en EEUU situado en el 2,5% con su subyacente subiendo hasta el 1,5%

El factor inflació se va disparar al alza en los próximos meses

J,J, Fdez-Figares (Link Securities) | Ayer asistimos a una nueva sesión de escasa actividad en los mercados de valores europeos y estadounidenses, con muchos inversores manteniéndose al margen de las bolsas, a la espera de que mañana comience de forma “oficiosa” en Wall Street la temporada de presentaciones de resultados trimestrales. Cabe señalar, no obstante, que ayer la debilidad de los bonos y el consiguiente repunte de sus rentabilidades favoreció el comportamiento del sector bancario y del asegurador en las principales plazas europeas, mientras que los inversores aprovechaban para realizar algunos beneficios en los valores del sector de la tecnología, que la semana pasada rebotaron con fuerza, así como en otros más ligados con el ciclo económico como los de ocio y turismo o los relacionados con las materias primas minerales. Destacar, igualmente, el buen comportamiento del sector de las utilidades, cuyo índice se vio impulsado al alza por el buen comportamiento de las acciones de las francesas Veolia y Suez, que finalmente anunciaron que habían llegado a un acuerdo para su integración para formar, en palabras de los gestores de Veolia, “un campeón mundial de la transformación ecológica», con ingresos anuales cercanos a los EUR 37.000 millones. Por último, señalar que, un día más, los valores europeos del sector de las energías renovables sufrieron un duro correctivo, quizás consecuencia de que el plan de infraestructuras que pretende sacar adelante el Gobierno de EEUU, y que, en principio, beneficiará a estas compañías, parece que no va a tener un fácil trámite en el Congreso estadounidense -ayer se reunió el presidente estadounidense Biden con representantes republicanos para tratar de acercar posturas, algo que vemos complicado, sobre todo por el fuerte componente ideológico que tiene el proyecto. Al cierre de la jornada, los principales índices de la región terminaron con ligeros descensos, con excepciones como el FTSE Mib italiano, que logró acabar la sesión en positivo. 

En Wall Street, por su parte, y tras tres días consecutivos al alza, los principales índices bursátiles de este mercado cerraron también con ligeras pérdidas, en una sesión de muy reducido volumen de contratación, algo que viene repitiéndose desde hace ya bastantes días. Este hecho indica que los inversores, tras las fuertes alzas experimentadas por la renta variable estadounidense en los últimos 12 meses, alzas que han llevado a sus principales índices a marcar múltiples máximos históricos en las últimas semanas, tienen muchas dudas de la tendencia que van a adoptar éstos a partir de ahora. En este sentido, señalar que las mencionadas alzas en los mercados de valores han anticipado una fuerte recuperación de los resultados empresariales, algo que, en las próximas semanas, a medida que las cotizadas den a conocer sus cifras correspondientes al pasado trimestre y sus nuevas expectativas para el resto del año, debería confirmarse para que las bolsas estadounidenses mantengan su actual tendencia alcista. Además, está el factor “inflación” que, a pesar de que los bancos centrales han querido quitar hierro al tema, se va a disparar al alza en los próximos meses, metiendo presión al mercado de bonos y a las bolsas.  

Hoy será precisamente la publicación del IPC de marzo en EEUU la principal cita del día para los inversores. En principio se espera un fuerte avance de esta variable en el mes en términos interanuales -se estima que se sitúe en el 2,5% con su subyacente subiendo hasta el 1,5%-, impulsada, principalmente, por la recuperación de los precios de la energía. Cualquier sorpresa que sitúe la inflación en el mes de marzo en EEUU muy por encima de lo esperado por los analistas puede provocar tensiones en los mercados de valores occidentales. Esperamos que hasta la publicación del dato haya una “calma tensa” en las bolsas europeas, mercados que esperamos abran HOY ligeramente al alza, pero sin mucha convicción.  

Por lo demás, destacar que en Alemania se darán a conocer las lecturas del mes de abril de los índices ZEW, índices que miden la percepción que tienen los grandes inversores y los analistas de la situación por la que atraviesa la economía alemana. Los analistas esperan que tanto el índice que mide la percepción que tiene este colectivo de la situación actual por la que atraviesa esta economía como el que mide sus expectativas sobre la misma hayan mejorado sensiblemente en el mes de abril con relación a marzo. Detrás de esta mejoría estarían las expectativas de que el programa de vacunación contra el Covid-19, que parece estar ya cogiendo ritmo en algunos países europeos como Alemania, Francia e Italia, permita la total reapertura de la economía alemana en cuestión de unos meses.