Curvas para los retornos del crédito

Santander | Test real para la narrativa desinflacionista. A las advertencias de Barkin anoche sobre lo “atrevido” que sería declarar victoria sobre la inflación, se suman las de nuestros economistas en EEUU que apuestan por un nuevo rebote en la subyacente (0,4% m/m, 3,9% a/a vs 0,3%/3,7% consenso). Y alertan sobre el proceso muy común en el mes de enero de implementar las nuevas estrategias de precios por parte del mundo corporativo (enero 2022, subyacente +0,4% m/m, core PCE deflator +0,5%). Precisamente Barkin alertaba también anoche sobre un pass-through de mayores costes de los insumos que predeciblemente se seguirá extendiendo para proteger los márgenes. Con la economía de EEUU creciendo por encima del 4% en el 2S23, no sería muy sorprendente comprobar cómo el poder de fijación de precios empresarial permanece prácticamente inalterado. Para nuestros economistas, las mejoras en la inflación de EEUU de los últimos 7 meses se han centrado en el ruido cortoplacista de componentes muy volátiles (Fearsome Five) y que, una vez que ese efecto se disipe, la subyacente podría mantenerse de forma consistente en el +0,3% m/m, +3,5% anualizado.

Curvas para los retornos de crédito. De confirmarse este escenario de inflación en EEUU rebotando, estaríamos hablando de un riesgo evidente de que los retornos totales de crédito profundizaran sus pérdidas durante el mes de febrero (desde la zona ya del -1% en NonFin IG, covered o FinSen, por ejemplo – ver figura más abajo). Y es que, a unos spreads ligeramente más amplios MTD, se les ha sumado este mes un sell-off en rates en la zona de los 20-25pb a lo largo de las curvas de USTs y Bunds. Algo que vuelve a situar el testigo en el futuro de la actividad de los flujos de fondos tras dos semanas de salidas en €/$IG. Por el momento, la situación no se ha tensado como prueba, por ejemplo, el b/c medio de c4x en el primario ayer (y sobre todo en los largos plazos). Pero con la llegada del mes de marzo, y el nuevo salto en volúmenes de primario, el entorno técnico volverá a ser mucho más determinante.