El Covid 19 impulsa la inversión minorista y nuevos riesgos digitales

Fernando Rodríguez| El aumento del tiempo personal disponible, el uso intensivo de las redes sociales, la eclosión de las plataformas de negociación baratas y los bajos tipos de interés han sido los principales catalizadores del aumento de la participación del inversor minorista en las bolsas de todo el mundo como consecuencia de la pandemia del Covid 19, según las conclusiones de la Retail Market Conduct Task Force de IOSCO. El organismo internacional que reúne a más de un centenar y medio de reguladores en el mundo ha sometido a consulta pública de los mercados un informe preliminar sobre este fenómeno con el objetivo de elaborar un paquete de medidas regulatorias para gestionar los consiguientes nuevos riesgos .

Como ejemplo de este crecimiento de la participación minorista en la negociación bursátil, el informe, realizado a partir de la información pública y las respuestas a una encuesta de 45 reguladores realizada en el tercer trimestre de 2021, indica que el trading del retail, “que históricamente había representado de media el 10% de la negociación de las acciones de Estados Unidos, se duplicó hasta el 20% en 2020 y alcanzó un máximo del 26% en enero de 2021.”

Mencionando algunos informes de otros reguladores, el documento de IOSCO señala que los inversores retail han entrado en los mercados de acciones “a través de `brokers-dealers´ que ofrecen `trading´ sin comisiones en teléfonos móviles, con descargas de aplicaciones aumentando por millones al mes desde el comienzo de 2021.”

Los expertos de IOSCO consideran que este aumento de la inversión minorista “puede significar una aumento de su influencia en las tendencias de mercados y los precios” y que “la facilidad con la que los particulares acceden a los mercados y los productos puede crear un entorno donde los consumidores están menos informados, pero más expuestos.”  A la vez que invierten en mercados “arriesgados y volátiles, una mayoría de los inversores minoristas lo están haciendo sin asesoría regulada, lo que les lleva a inversiones de más alto riesgo”, añaden.

Este contexto, unido a “las tendencias de los brokers digitales y plataformas  a promover entornos y procesos de gamificación que pueden beneficiarse de corrientes de conducta de los inversores minoristas” es identificado por los miembros de IOSCO como un “riesgo significativo”.  En efecto, el actual entorno de mercado puede haber creado un “terreno fértil para el fraude o la estafa electrónica por firmas fraudulentas,  no autorizadas o no reguladas”, alimentado a su vez por los bajos tipos de interés que “pueden mover a los consumidores hacia productos de más riesgo que son fraudes o instrumentos de estafa electrónica.”