China confirma que es la única gran economía con crecimiento positivo en 2020: un 6,5% en el 4T20 frente al +4,9% anterior y un 2,3% anual

China_billete_bandera

Renta 4 | Apertura ligeramente a la baja en las plazas europeas (futuros Eurostoxx 50 -0,3%, S&P 500 -0,2%) después de que el viernes Wall Street cerrase con retrocesos (caídas en banca americana pese a que los resultados no difirieron de las estimaciones en exceso). Recordamos que hoy las bolsas americanas permanecerán cerradas por la festividad de Martin Luther King. De fondo, el dólar se aprecia a la espera de la comparecencia mañana de Janet Yellen que se espera que aboge por un dólar más fuerte.

A nivel político, durante el fin de semana en Alemania la CDU eligió al sustituto de Merkel al frente del partido, apostando por la continuidad con la elección del moderado Armin Laschet que derrotó a Friedrich Mertz, viejo rival de Merkel, en la convención del partido por 521 a 466 votos. Aunque aún falta por corroborar el voto, ambos candidatos han dado por válido el resultado, que se ratificará el próximo 22 de enero. Pese a que tradicionalmente el líder de la CDU es el candidato a las elecciones, aún parece pronto para descartar a Markus Söder, líder del partido hermano CSU bávaro, con gran popularidad en el país, por lo que las próximas elecciones en varios estados federales (Renania-Palatinado y Baden-Wurtemberg, 14 de marzo; Turingia, 25 de abril; y Sajonia-Anhalt, 6 de junio) serán una importante prueba para Laschet y sus posibilidades de cara a las elecciones generales del 26 de septiembre.

También a nivel político la cita de esta semana estará en EEUU, donde Biden tomará posesión el día 20-enero como nuevo presidente, en un contexto de significativa fractura social en la sociedad americana que mantiene elevada la tensión en las calles, con advertencia del FBI incluida sobra la existencia de planes de protestas armadas en los 50 estados.

En el plano macro, hoy se ha publicado en China la lectura del PIB 4T20, con un buen dato trimestral +6,5% (vs +6,2%e y +4,9% anterior) y anual +2,3% (vs +2,1%e), siendo la única gran economía con crecimiento positivo en 2020. También hemos conocidos los datos de diciembre, con un tono mixto: mejor de lo esperado y con aceleración en la producción industrial +7,3% i.a. (vs +6,9%e i.a. y +7,0% anterior) mientras que las ventas minoristas se desaceleran y quedan por debajo de lo previsto, +4,6% i.a. (vs +5,5%e y +5,0% anterior). De cara a 2021, se espera una importante aceleración del PIB, si bien el 1T21 podría verse afectado por la evolución del Covid y las restricciones que está conllevando de cara al Nuevo Año Lunar. Por su parte, en Japón hemos conocido las cifras finales de producción industrial de noviembre, anual -3,9% (vs -3,4% preliminar y -3% anterior) y mensual (vs 0,0% anterior).

En este sentido, durante la semana las citas macro más importantes serán los PMIs preliminares de enero a nivel global, donde se espera caída generalizada especialmente en servicios que ahondarán en terreno contractivo en la Eurozona tras las últimas restricciones a la movilidad. En la Eurozona, aparte de los PMIs, lo más relevante será la confianza del consumidor del mes de enero, con caída esperada, y la encuesta ZEW de sentimiento inversor del mismo mes, que también conoceremos en Alemania. Por último, en Estados Unidos se darán a conocer las cifras de la encuesta de panorama de negocios de la Fed de Filadelfia de enero, esperando rebote tras dos caídas consecutivas.

En cuanto a bancos centrales, tendremos reunión de política monetaria del BCE (21-enero), tras haber ampliado su PEPP tanto en cuantía (+40% hasta 1,85 bln eur) como en tiempo (hasta marzo 2022) el pasado mes de diciembre y sin esperarse cambios en política monetaria, al igual que en el caso del Banco de Japón (21-enero), donde esperamos mantenga intactos tanto tipos como programas de compras de activos.

En el plano empresarial ganará tracción la presentación de resultados en EE.UU. y comenzará en España con Bankinter el jueves.

Por último, destacar que continúan las tensiones EEUU-China, con la administración Trump revocando licencias de proveedores como Intel a la tecnológica china Huawei. Por su parte, China estaría amenazando con endurecer la regulación sobre las tierras raras, producidas en buena parte en el gigante asiático y tan necesarias en varias industrias.

En cuanto al mercado, continuamos viendo que los inversores mantienen un sesgo muy positivo en renta variable, restando importancia al probable deterioro a corto plazo de los datos macro a tenor de la tendencia de los principales países a aprobar medidas más restrictivas para la actividad económica. Asimismo, el menor ritmo de lo estimado en las vacunaciones del Covid 19 en casi todos los países, con el riesgo de que no se cumplan los plazos previstos en los próximos meses, tampoco parece preocupar cuando se están aprobando nuevas vacunas con las que atender a la población. Los inversores mantienen sus esperanzas en que la abundante liquidez que proporcionan los bancos centrales y los planes de estímulo fiscal aprobados por los gobiernos permitan recuperar la senda del crecimiento. En este sentido, las expectativas de que se aprueben nuevos estímulos a corto plazo están puestas en EE.UU. tras la presentación del plan de Biden y su control de ambas cámaras, aunque un fuerte incremento del gasto requerirá de los necesarios apoyos. En negativo podríamos ver un aumento del impuesto de sociedades (del 21% al 28%) que se estima podría restar 6pp al BPA del S&P pero que dudamos que se puede implementar, al menos en su totalidad. Potenciales impactos positivos: renovables (defensa medioambiente), infraestructuras, cíclicas (por aceleración del crecimiento económico). Potenciales impactos negativos: dólar (más estímulo fiscal exigirá financiación), energía (temas medioambientes), financieras (más regulación buscando defender al consumidor), tecnológicas (mantendrá investigaciones sobre grandes tecnológicas, intención de fragmentarlas, principales afectadas por la subida impositiva).

En cuanto a nuestra visión de mercado, nuestra Estrategia 2021 sigue las siguientes líneas básicas:

Crecimiento. Luz al final del túnel, con recuperación gradual en 2021 bajo hipótesis de una gradual normalización de la actividad económica ante progresiva reducción del riesgo sanitario (vacuna con disponibilidad generalizada a mediados de 2021). Pero el túnel será largo y sinuoso, con desaceleración a corto plazo por restricciones a la movilidad hasta efectividad de vacunas, para las que persisten retos de producción, distribución, disposición a vacunarse. Necesidad de estímulos monetarios y fiscales para apoyar la recuperación, que será heterogénea por países y sectores.

Inflación. Contenida a corto plazo por efecto deflacionista del Covid. A medio plazo (más allá de 2021), inflación previsiblemente al alza por impacto de políticas monetarias y fiscales expansivas, pero aún lejos de cerrar la brecha de producción y empleo lo que sugiere niveles de precios bastante contenidos durante un tiempo salvo error de política monetaria.

Política monetaria acomodaticia. Continuará la inyección de liquidez, manteniendo/incrementando los estímulos mientras sea necesario para apuntalar la recuperación (el invierno será duro…) y en un entorno de inflación contenida. Sin subida de tipos hasta al menos 2023 en EEUU, posteriormente en Eurozona.

Políticas fiscales. Esperamos que continúen los apoyos, aunque con menor intensidad que en 2020. 1) En EEUU, tras la aprobación del quinto paquete fiscal, el hecho de que Biden haya conseguido el control de las dos cámaras podría suponer un mayor estímulo fiscal que el previsto hasta ahora. 2) Eurozona, el Fondo de Reconstrucción Europea es un paso importante en la integración fiscal de la UE. Principales beneficiados, los periféricos. Riesgo: retrasos en la recepción de fondos podrían generar volatilidad.

Beneficios empresariales. Haciendo suelo en EEUU, en Europa pendientes de confirmar punto inflexión. 2021 contará con el apoyo de las vacunas, aunque incierto timing de reapertura económica. Clara divergencia sectorial en función de exigencias de distanciamiento “personal”.

Asset Allocation. El escenario de represión financiera provocado por la masiva inyección de liquidez de los bancos centrales apoya nuestra recomendación de Sobreponderar Renta Variable vs Renta Fija. Apoyos: atractiva valoración relativa (aunque exigente en términos absolutos), flujos buscando rentabilidad, recuperación económica y de beneficios de la mano de las vacunas, la liquidez y los apoyos fiscales. Riesgos: rebrotes del Covid o problemas con vacunas, repunte de inflación superior al esperado, discrepancias sobre estímulos fiscales, riesgos políticos, elevado endeudamiento (riesgo a medio plazo).

Geográficamente, preferencia por Europa vs EEUU (mayor apoyo monetario, componente value/ciclo superior). Latam, potencial beneficiaria de recuperación de ciclo, materias primas, depreciación del dólar, menor riesgo global. Positivos en España, con un objetivo Ibex 9.100 ptos, apoyado por la mejora de la movilidad, recuperación de Latam, apoyo del BCE y de fondos europeos.

Divisas. Gradual apreciación del Euro hacia la parte alta del rango 1,10-1,30 USD/EUR ante menor riesgo cíclico global y menor riesgo político Europa (mayor cohesión fiscal, acuerdo comercial post-Brexit, apoyo BCE a periféricos…) y déficits gemelos EEUU. Divisas Latam, beneficiadas por recuperación del ciclo, materias primas y menor riesgo global.

Materias primas. Impulsadas por mejora de la demanda ante recuperación económica y oferta más inelástica, así como por la esperada depreciación del dólar.