El IBEX 35 cierra la semana en niveles similares a los del pasado viernes

El IBEX 35 cierra la semana en niveles similares a los del pasado viernes

Fátima González Herranz (Singular Bank) | Tendencia divergente entre los mercados de renta variable de Europa, Asia y EEUU, en una sesión en la que los retrocesos de los principales índices bursátiles europeos y de Japón e India contrastan con los avances registrados en Wall Street.

Los positivos datos macroeconómicos de EEUU han contribuido a reforzar el sentimiento inversor e impulsar ligeramente al alza las cotizaciones bursátiles tras su negativa evolución de ayer lastrada por la noticia de un aumento de la presión fiscal. En concreto, el presidente Joe Biden podría proponer una subida de la tasa impositiva sobre las ganancias de capital hasta un 39,6% (frente al 20% actual) para los inversores con plusvalías superiores a 1 millón de $. Este incremento, junto a la tasa extra de un 3,8% sobre los ingresos por inversiones destinada a financiar el sistema sanitario (programa Obamacare), implicaría un gravamen sobre los beneficios del capital de un 43,4%. Se prevé que la Administración Biden presente esta propuesta la próxima semana como parte de su programa de aumento de impuestos con el objetivo de financiar el gasto social del plan «American Families«. No obstante, la aprobación de esta propuesta está condicionada a la obtención de todos los votos del partido demócrata en el Senado.

En el plano macroeconómico, los indicadores adelantados del mes de abril han confirmado que continúa la significativa recuperación de la economía estadounidense impulsada principalmente por las mejores expectativas del sector servicios, el más afectado desde la disrupción de la pandemia. Según las encuestas preliminares de IHS Markit, el PMI de servicios de EEUU aumentaría 2,7 puntos respecto a febrero hasta un nuevo máximo histórico de 63,1 puntos en una coyuntura marcada por la relajación de las restricciones de movilidad, el rápido progreso del plan de vacunación nacional y los fuertes estímulos fiscales. A su vez, el indicador manufacturero también registraría su mayor nivel desde que comenzó a elaborarse la serie (60,6 puntos).

En la misma línea, los datos preliminares en la Eurozona han reflejado que la actividad del sector de servicios se situaría en terreno de expansión en abril por primera vez desde agosto de 2020. A pesar de la persistencia de las restricciones para frenar la propagación del covid-19, la previsible aceleración de la vacunación en los próximos meses tras superar las suspensiones temporales de la inoculación de AstraZeneca y Janssen eleva la confianza de los consumidores ante las mejores perspectivas a corto plazo. Paralelamente, el PMI del sector manufacturero registraría un nuevo máximo histórico apoyado fundamentalmente en la fuerte expansión de la industria alemana, si bien su actividad se moderaría ligeramente este mes.

La jornada ha comenzado con señales mixtas de la región Asia-Pacífico, donde el cierre de ayer de las bolsas estadounidenses en negativo se ha trasladado a los índices de Japón e India, en una coyuntura marcada en ambos casos por la negativa situación epidemiológica. Así, el Sensex indio ha perdido un 0,42% y el Nikkei 225 japonés un 0,57%, tras conocerse que la declaración de un nuevo estado de emergencia desde el domingo hasta el 11 de mayo en Tokio, Osaka y otras dos regiones japonesas. Por su parte, el Shanghai Composite chino ha subido un 0,26%.

En Europa, los principales índices bursátiles han cerrado la última sesión de la semana con ligeras caídas inferiores a un 0,5%. Tras destacar ayer el IBEX 35 español con una revalorización superior a un 1,6%, hoy ha liderado los descensos perdiendo un 0,44%. Los retrocesos han sido más moderados en el CAC 40 francés (+0,15%) y el DAX 30 alemán (+0,27%), mientras que el FTSE 100 británico ha cerrado plano.

En España, el IBEX 35 ha finalizado la semana en 8.619 puntos, manteniéndose prácticamente estable respecto al cierre del viernes anterior (8.614 puntos). La mayor caída entre los valores cotizados se ha concentrado en Viscofan, que ha perdido un 3,33% tras presentar hoy sus resultados del primer trimestre del año. A su vez, también han registrado descensos superiores a un 1,5% valores bancarios (CaixaBank y BBVA), turísticos (IAG, AENA) y la farmacéutica Almirall. En terreno alcista han destacado los avances de ArcelorMittal (+2,79%) y Fluidra (+2,98%).

En contraste, las principales bolsas de EEUU se revalorizan en torno a un 1% a cierre de los mercados europeos, compensando las pérdidas registradas al cierre de la sesión de ayer. El S&P 500 repunta un 0,94%, por debajo de las ganancias del Nasdaq Composite de un 1,38%.

Renta fija

Nueva jornada de variaciones de yield muy moderadas en los principales mercados de renta fija soberana europeos y ligeramente más acusadas en los de EEUU, especialmente en los bonos de mayor vencimiento.

Tras la reunión del BCE celebrada ayer, en la que se confirmó que por el momento no se realizarán cambios en la política monetaria, no se han producido movimientos significativos en los rendimientos de los bonos de la Eurozona. En este sentido, la presidenta Christine Lagarde reafirmó ayer el compromiso del organismo monetario de evitar que se produzca un endurecimiento de las condiciones financieras en la Eurozona, en línea con los fuertes repuntes de TIRes registrados en el primer trimestre del año. Así, confirmó que el BCE mantendrá elevado el ritmo de compras de activos este trimestre bajo su programa PEPP, continuando con la estrategia anunciada en su anterior reunión del mes de marzo.

En este contexto, han predominado las compras de bonos de los países de mayor calidad crediticia de la Eurozona a lo largo de toda la curva. En las referencias a 10 años, la TIR del Bund alemán ha caído 0,6 pb hasta un -0,261% y la del bono francés 0,2 pb a un 0,079%. En contraste, ha aumentado ligeramente el rendimiento del bono a 10 años de España, cerrando en un 0,394% (+0,6 pb), mientras que el del bono italiano al mismo plazo ha experimentado un mayor repunte de 2,7 pb hasta un 0,779%.

En Reino Unido, la yield de su bono a 10 años tampoco ha registrado una variación significativa, situándose en un 0,741% (+0,3 pb).

Por su parte, la rentabilidad del bono estadounidense a 10 años frena su tendencia a la baja de las últimas tres sesiones subiendo a cierre del mercado europeo 2,3 pb hasta un 1,561%.