El IBEX 35, en una sesión sin novedades relevantes, ha retrocedido un 0,10% hasta 9.181 puntos

Andrés Aragoneses (Singular Bank) | Jornada sin movimientos especialmente destacados entre las cotizaciones de los principales índices de renta variable a nivel global, en un contexto marcado por el optimismo registrado ayer tras la publicación de los índices adelantados (PMI) manufactureros de las principales economías avanzadas.

En este sentido, el punto de mira del mercado se sitúa en la publicación esta tarde del Libro Beige de la Fed, y el viernes del informe de empleo de EEUU y el dato de las ventas minoristas de la Eurozona. Adicionalmente, mañana se publicarán los PMIs del sector servicios de mayo de las principales economías avanzadas. 

De esta forma, los inversores continúan analizando la evolución de la actividad a corto como y medio plazo, evaluando si las perspectivas sobre la economía sostienen las valoraciones actuales y si queda recorrido al alza, o por el contrario predominarán las tomas de beneficios en los próximos meses. Paralelamente, también mantiene su punto de mira en la divergente evolución de los diferentes sectores. En concreto, si el value continuará superando el rendimiento de los valores growth o si los inversores mantendrán su apuesta por los sectores cíclicos en detrimento de los defensivos.

En esta coyuntura, en la jornada de hoy apenas se han registrado novedades que afecten sustancialmente a la evolución de la renta variable en los próximos meses, lo que se ha reflejado en el retroceso hoy de los índices de volatilidad y que éstos se mantengan en niveles reducidos.

En el ámbito macroeconómico, hoy se ha publicado que en España en mayo el número medio de afiliados a la Seguridad Social (en términos desestacionalizados) aumentó en 45.434 personas respecto al mes anterior, destacando el incremento de ocupados en silvicultura y explotación forestal o en la industria del cuero y del calzado. Paralelamente, en Alemania las ventas minoristas retrocedieron un 5,5% mensual como consecuencia de la reintroducción de las medidas de restricción de la movilidad. Asimismo, en EEUU, en la última semana las solicitudes de hipotecas se redujeron un 4,0% semanal (vs. -4,2% la semana anterior) principalmente ante el descenso de las operaciones de refinanciación (-5%).

Por otro lado, en el mercado de petróleo, los miembros de la OPEP+ han decidido mantener sin cambios sus planes de incrementar progresivamente la producción de crudo durante el mes de julio, como consecuencia de las previsiones del incremento de demanda de petróleo ante la suavización de las restricciones de la movilidad.

En esta coyuntura, ha predominado el tono mixto en los principales índices bursátiles de la región de Asia-Pacífico, registrando el Nikkei 225 japonés un avance de un 0,46% tras dos jornadas consecutivas al alza. A su vez, el Kospi surcoreano ha registrado una ligera revalorización de un 0,07%. En contraste, el Shanghai Composite ha retrocedido un 0,76% y el Sensex indio un 0,16%.

En esta coyuntura, han predominado los avances entre los principales índices bursátiles de Europa, a excepción del IBEX 35 (-0,10%), si bien las alzas se han situado por debajo del umbral del 0,5%. En este sentido, la revalorización más destacada se ha situado en el CAC 40 francés (+0,49%), seguida del Footsie 100 inglés (+0,39%) y del DAX 30 alemán (+0,23%). 

En España, el IBEX 35, en una sesión sin novedades relevantes, ha retrocedido un 0,10% hasta 9.181 puntos. Entre sus valores, las revalorizaciones más destacadas se han situado en Amadeus (+2,18%), Ferrovial (+1,61%) e IAG (+1,21%). Por su parte, en terreno negativo, los retrocesos más acusados se han registrado en compañías con exposición a las energías renovables como Solaria (-4,58%), Siemens Gamesa (-4,19%) y Acciona (-2,18%).

En esta coyuntura, en EEUU sus principales índices bursátiles cotizan con ligeros avances, revalorizándose el S&P 500 un 0,32% y el Nasdaq Composite un 0,25%.

Renta fija

Tras las ventas registradas en las dos últimas jornadas, los inversores incrementan ligeramente su exposición al mercado de renta fija soberano. En este sentido, las caídas de yield son superiores en la parte larga de las curvas de tipos de interés, si bien las variaciones tampoco han sido especialmente relevantes.

De esta forma, como en el resto de mercados, los inversores analizan las principales variables que afectan a la evolución de deuda pública como las expectativas de inflación o las posibles medidas de política monetaria que se adopten a corto plazo. En este sentido, hoy se estabiliza el movimiento de positivación de la pendiente de las curvas de tipos de interés que se registró principalmente a comienzos de año.  

En esta coyuntura, han predominado las caídas de TIRes en los bonos a 10 años entre las principales economías de la Eurozona, en el rango entre 1,5 pb y 2,3 pb. En concreto, el mayor descenso de yield se ha experimentado en Italia, cuya rentabilidad de su referencia a 10 años ha cerrado en 0,876% (-2,3 pb). Por su parte, la yield del bono alemán a 10 años ha retrocedido 2,0 pb a un -0,201%, la del bono francés a 10 años 1,9 pb hasta un 0,158% y la del bono español a 10 años 1,5 pb a un 0,451%.

Por su parte, los movimientos han sido similares fuera de la zona monetaria europea, cerrando el rendimiento del Gilt a 10 años por debajo del umbral de 0,80% (-2,6 pb a 0,798%).

Asimismo, en EEUU, la yield del Treasury a 10 años se sitúa a cierre de sesión europea en un 1,586% (-2,0 pb).