En una jornada alcista generalizada en Europa, el IBEX 35 alcanza 8.635 puntos

Fátima Herranz González (Singular Bank) | Tras la jornada semifestiva de ayer, en la que permanecieron cerradas las bolsas europeas y parte de las asiáticas, hoy los principales mercados de renta variable de Europa han recogido el optimismo de Wall Street, impulsado por las mejores perspectivas sobre los planes de vacunación de la región y la recuperación económica a nivel global.

La Comisión Europea ha reafirmado su creciente confianza en que en los próximos meses se acelere el ritmo de inmunización de la población en la UE tras los problemas logísticos, de suministro y de suspensión temporal de la vacuna de AstraZeneca surgidos en el primer trimestre. En concreto, el organismo europeo proyecta que las entregas de vacunas alcancen en torno a 360 ​​millones de dosis en el 2T, frente a 100 millones en los primeros tres meses del año. Una cifra que permitiría inmunizar a más del 50% de la población de los principales países de la UE a finales de junio. Todo ello en una coyuntura en la que la negativa situación epidemiológica actual continúa lastrando la actividad socioeconómica, destacando el caso de Alemania donde se debate la opción de adoptar medidas más estrictas a corto plazo ante las elevadas tasas de contagio y de presión hospitalaria.

Por otro lado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha mejorado su previsión de crecimiento económico global a un 6,0% en 2021 y un 4,4% en 2022 (vs. 5,5% y 4,2% estimado en enero, respectivamente). Esta revisión al alza se apoya fundamentalmente en la ampliación de los estímulos fiscales en algunas economías, especialmente en EEUU, la previsible recuperación en el segundo semestre del año impulsada por las vacunas y la progresiva adaptación de la actividad socioeconómica a las restricciones de movilidad. 

No obstante, aunque la creciente inmunización de la población aumenta las expectativas de avance del PIB a nivel global, el FMI ha destacado que el escenario macroeconómico continúa sujeto a una elevada incertidumbre asociada no sólo a la pandemia, sino también a la evolución de las condiciones financieras y la eficacia de la política económica. En este sentido, el impacto asimétrico de la crisis del covid-19 a nivel sectorial refuerza la necesidad de que los estímulos adoptados por gobiernos y bancos centrales eviten daños estructurales permanentes en la economía. Adicionalmente, las diferencias entre países en el acceso a las vacunas y en el grado de apoyo fiscal darán lugar a un ritmo de recuperación divergente a nivel geográfico, lo que aumenta los riesgos de perturbaciones en los flujos de capital.

En este contexto, la evolución de los principales índices de Europa tras permanecer cerrados dos días (viernes y lunes) no se ha visto afectada por las referencias negativas de las bolsas de Japón (Nikkei 225: -1,38%) y China (Shanghai Composite: -0,38%) tras solicitar el banco central chino a sus principales entidades financieras la moderación en el crecimiento de los préstamos ante el incremento del crédito registrado en los pasados meses de enero y febrero.  

Los mercados europeos han retomado la cotización con subidas en un rango de entre un 0,4% y un 1,3%. El repunte más significativo se ha registrado en el FTSE 100 británico (+1,28%), seguido del DAX 30 alemán (+0,70%) y el IBEX 35 español (+0,66%). Por su parte, el CAC 40 francés ha mostrado un avance más moderado de un 0,47%.

En España, en una sesión en la que únicamente 7 valores han cerrado con caídas superiores a un 1%, el IBEX 35 ha alcanzado su mayor nivel en las últimas 3 semanas con 8.635 puntos (+0,66%). Las revalorizaciones han estado lideradas por Meliá Hotels (+3,91%), Indra (+2,47%) y Mapfre (+2,46%), mientras que las pérdidas más acusadas se han concentrado en Solaria (-2,58%), Siemens Gamesa (-2,71%) y Acciona (-4,86%).

En EEUU, sus principales bolsas consolidan los avances acumulados en los últimos días apoyados en los positivos datos de la actividad económica y mercado laboral, el significativo progreso del plan de vacunación nacional y los fuertes estímulos fiscales. Hoy se registran ganancias moderadas tanto en el Nasdaq Composite (+0,37%) como en el S&P 500 (+0,18%), manteniéndose este último por encima de los 4.000 puntos por tercera sesión consecutiva.

Renta fija

En la jornada de hoy se ha observado una evolución divergente en los mercados de renta fija soberana entre Europa y EEUU. Mientras que los inversores han continuado reduciendo su exposición a la deuda soberana europea, en los mercados estadounidenses han predominado las compras siguiendo con su tendencia de ayer, especialmente en los vencimientos a medio y largo plazo.

Todo ello en un contexto en el que el FMI ha mejorado sus previsiones de crecimiento del PIB global este año, advirtiendo sobre la importancia de mantener unas condiciones financieras favorables y que los bancos centrales aseguren la transparencia en la orientación de la política monetaria.

En la Eurozona, las variaciones de yield más significativas se han registrado en la parte larga de la curva de tipos de interés soberanos de Italia. En concreto, la TIR de su referencia a 10 años ha repuntado 6,2 pb hasta un 0,690%. Por su parte, la rentabilidad del bono español a 10 años ha cerrado en un 0,342 (+3,7 pb) y la del Bund alemán al mismo plazo en un -0,317% (+1,2 pb).

Fuera de la Eurozona, el rendimiento del Gilt británico a 10 años se ha mantenido prácticamente estable en un 0,795% (+0,3%).

En contraste, el bono estadounidense a 10 años ha reducido su rentabilidad en 3,7 pb hasta un 1,663%, tras caer ayer 2,2 pb. Al mismo tiempo, la TIR de su vencimiento a 30 años ha descendido 2,6 pb.