La solidez de los PMIs de marzo ofrece un nuevo estímulo a la recuperación

Industria

J. P. Morgan | Los datos del Índice de Gestores de Compras (PMI) de marzo arrojaron buenos resultados en Estados Unidos, Reino Unido y la Eurozona. El aumento en el Reino Unido, liderado por los servicios, ha sido especialmente significativo, mientras que la actividad aumentó en la eurozona y se mantuvo en niveles elevados al otro lado del Atlántico. Las expectativas empresariales sobre la producción futura son muy positivas en todos los ámbitos.

El indicador de empleo también es alentador, ya que se sitúa por encima de 50 en el sector manufacturero y de servicios en cada una de las tres regiones y apunta a una posible aceleración de la contratación. El aumento de los precios de los suministros -en parte impulsado por los cuellos de botella en la cadena de suministro- fue un poco más preocupante.

Los efectos de base ya están preparados para impulsar la inflación en los próximos meses, y las persistentes limitaciones de la oferta corren el riesgo de añadir una mayor presión al alza. Los bancos centrales se han comprometido a seguir de cerca los picos temporales de inflación, pero su propósito se pondrá a prueba a medida que avance la primavera.