Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 16 de noviembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Miércoles, 09 de mayo de 2018 09:00

La decisión de Trump puede retirar del mercado hasta 300.000brr de crudo iraní, ¿está descontado?

Juan J. Fdez.-Figares (Link Securities) | Tal y como adelantamos ayer que sucedería, la decisión del Gobierno de Estados Unidos sobre el acuerdo internacional firmado en 2015 con Irán centró la atención de los inversores durante la jornada, condicionando el comportamiento de las bolsas durante la misma.

 

Así, la “estrella” del día fue el precio del crudo, que se mostró extremadamente volátil, penalizando en Europa con su caída la evolución en Bolsa de las compañías directamente e indirectamente relacionadas con esta materia prima. Finalmente, y como se esperaba, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que su país se retiraba del mencionado acuerdo y que volvería a imponer sanciones económicas a Irán, sanciones que irán entrando en vigor en los próximos meses. Fue curioso comprobar cómo ante este anuncio el precio del petróleo, que había cedido posiciones desde por la mañana, profundizó en su caída, en un claro ejemplo de “comprar con el rumor y vender con la noticia”. En este sentido, recordar que esta variable ha experimentado en las últimas semanas un importante rally que le ha llevado a situarse a su nivel más alto en casi cuatro años. En Wall Street, y a diferencia de lo que ocurrió en las bolsas europeas, el sector energético sí reaccionó de forma positiva al anuncio de Trump, y ello a pesar de que el precio del crudo, como hemos señalado, profundizó en su caída.

 

Esta madrugada, sin embargo, el precio del petróleo ha retomado su tendencia al alza. Como señalamos ayer, las nuevas sanciones estadounidenses pueden retirar del mercado entre unos 200.000 y unos 300.000 barriles de crudo iraní, cifra muy inferior al millón de barriles que se retiró cuando estuvieron en vigor las anteriores sanciones al país. En este escenario, lo más complicado es determinar si este nuevo escenario ya está descontado en el precio del petróleo o si, por el contrario, este tiene todavía potencial al alza. Lo que sí está claro es que la decisión estadounidense servirá como soporte de esta variable, que pensamos será complicado que en el corto plazo sufra nuevas caídas, algo que debería favorecer la evolución bursátil de las petroleras y de las compañías que, como las ingenierías o las fabricantes de tubos, dan servicio al sector.

 

Por lo demás, señalar que la sesión tuvo poca historia, destacando la publicación en Alemania de la producción industrial de marzo, cifras que superaron lo esperado, lo que entendemos puede ser un síntoma de que la ralentización del crecimiento económico de esta economía y de la de la Zona Euro en su conjunto podría haber tocado fondo a finales del primer trimestre de 2018. Así, y al cierre, los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses terminaron de forma mixta pero sin grandes variaciones. De esta tónica generalizada se desmarcó el FTSE 100 italiano, que cayó con fuerza tras conocerse que los principales partidos políticos italianos rechazaban la propuesta del presidente Mattarella de crear un gobierno de concentración hasta diciembre, para convocar nuevas elecciones a comienzos del próximo ejercicio. Este rechazo es muy factible que lleva a Italia a la convocatoria de nuevos comicios en junio, algo que no parece que vaya a servir de mucho, ya que el resultado de los mismos no creemos que vaya a ser muy diferente al de las pasada elecciones. La situación, no obstante, es un nuevo foco de incertidumbre en el seno de la Zona Euro, además de poder convertirse en un lastre para la evolución de la economía italiana.

 

Hoy, y mientras los inversores “digieren” la noticia de la retirada de Estados Unidos del acuerdo internacional con Irán, esperamos que las bolsas europeas abran entre planas y ligeramente al alza, con el sector del petróleo como principal soporte de los índices. La jornada será intensa en lo que a la publicación de resultados trimestrales hace referencia, destacando en la Bolsa española los de Neinor Homes (HOME), los de Europac (PAC), los de NH Hotel Group (NHH) y los de Logista (LOG). En Europa darán a conocer sus cifras compañías de la relevancia de ING Group, Aperam (APAM), Siemens, Deutsche Telecom y UniCredit.

 

Por lo demás, destacar en la agenda macro del día la publicación en Francia y España de los datos de producción industrial de marzo y esta tarde en Estados Unidos del índice de precios industriales (IPP) de abril, indicador que precede a la publicación mañana en este país del IPC del mismo mes. Como venimos diciendo desde hace tiempo, la evolución de la inflación en Estados Unidos será clave para el devenir de los mercados financieros occidentales, tanto de los de renta variable como de los de renta fija y divisas, ya que será el principal condicionante de las próximas decisiones que en materia de política monetaria adopte la Reserva Federal (Fed), decisiones que, como se está comprobando ya, con la fuerte caída de las divisas de los países emergentes, tendrán un impacto global.