El Ebitda de Endesa alcanza los 3.783 M€ en 2020, un -1,5% con respecto a 2019

Endesa

Link Securities | La empresa española energética, Endesa (ELE), ha publicado este miércoles sus resultados correspondientes al cuarto trimestre del ejercicio 2020 (4T2020) y los acumulados del año 2020, de los que destacamos los siguientes aspectos:

Endesa alcanzó unas ventas de 17.579 millones de euros en 2020, lo que supone una caída del 12,8% interanual, cifra que también es significativamente inferior (-9,2%) con respecto a la esperada por el consenso de analistas de FactSet. El ejercicio 2020 se ha caracterizado por precios más bajos, situándose el precio medio aritmético en el mercado mayorista de electricidad en EUR 33,96/MWh (-28,8%) como consecuencia, principalmente, de la disminución de la demanda y la evolución de los precios de las materias primas.

Durante el ejercicio 2020 la demanda de energía eléctrica, afectada por la crisis sanitaria COVID-19, ha presentado la siguiente evolución:

La demanda acumulada peninsular de energía eléctrica disminuyó un 5,1% respecto del año anterior (- 5,1% corregidos los efectos de laboralidad y temperatura).

La demanda de energía eléctrica en los Territorios No Peninsulares (TNP) finalizó 2020 con una disminución del 19,2% en las Islas Baleares y del 10,5% en las Islas Canarias respecto al año anterior (- 18,0% y -10,5%, respectivamente, corregidos los efectos de laboralidad y temperatura). En este entorno, la producción eléctrica de Endesa del ejercicio 2020 fue de 56.269 GWh, un 8,4% inferior a la del ejercicio anterior.

Los costes de explotación de Endesa en 2020 ascendieron a EUR 15.693 millones, con una disminución del 20,6% respecto del ejercicio anterior. De esta forma, el cash flow de explotación (EBITDA) se elevó hasta los EUR 3.783 millones, una ligera caída (-1,5%) con respecto a 2019, y que también estuvo por debajo (-3,6%) del importe estimado por el consenso. No obstante, en términos sobre ventas, el margen EBITDA se situó en el 21,5%, frente al 19,1% del margen EBITDA del ejercicio precedente, y el 20,3% que esperaba el consenso de analistas.

Endesa indicó que la partida de amortizaciones y pérdidas por deterioro se elevó en 2020 hasta los EUR 1.897 millones, lo que supone una reducción del 45,1% con respecto a la registrada un año antes. Este factor permitió a Endesa obtener un beneficio neto de explotación (EBIT) de EUR 1.886 millones, sustancialmente superior a los EUR 388 millones de 2019, pero que se quedó corto (-21,1%) con respecto al importe proyectado por los analistas de FactSet. En términos sobre ventas, el margen EBIT se situó en el 10,7%, muy superior al 1,9% de 2019. El consenso de analistas esperaba un margen EBIT del 12,4%.

Finalmente, Endesa alcanzó un beneficio neto de EUR 1.394 millones, que compara muy positivamente con el importe de EUR 171 millones de 2019, pero que es inferior (-21,2%) al esperado por los analistas de FactSet.