Las ventas minoristas y la producción industrial en China avanzan con fuerza en febrero: en torno al 34%-35% interanual frente el 32% anterior

China sigue en expansión

Renta 4 | Apertura plana en las plazas europeas (futuros Eurostoxx +0,3%, S&P -0,1%) con unos buenos datos en China, donde en febrero avanzaron con fuerza producción industrial (+35% i.a. vs +32% anterior) y ventas minoristas (+34% i.a. vs +32% previo) si bien hay que tener en cuenta el importante efecto base (primeros meses de 2020 afectados por la pandemia). El buen comportamiento de la economía china, que ha hecho una recuperación en V, traerá previsiblemente aparejada una moderación de estímulos monetarios y fiscales, lo que presiona a la bolsa china.

De fondo mantenemos también la atención en la TIR del T-bond, que sigue avanzando (1,63%), de la mano del mayor crecimiento esperado (estímulo fiscal, habiéndose empezado ya a repartir los cheques de 1.400 USD, vacunas). En EEUU comienza a hablarse de una subida de impuestos para financiar el plan de infraestructuras (2/4 bln USD estimados que anunciará próximamente el presidente Biden), que podría incluir un mayor impuesto de sociedades (28% vs 21%) si bien habrá que ver si consigue apoyos suficientes. En Europa, estabilidad del Bund en -0,3% con problemas en las vacunas de AstraZeneca (ya supera la decena el número de países que ha paralizado su uso ante temores de seguridad por efectos secundarios de dos lotes en 30 casos de los 5 mln administrados) que se vienen a sumar al incumplimiento de entrega de las dosis pactadas en los últimos meses (estima que sólo podrá entregar 100 mn dosis en 1S20 vs los 300 mln comprometidos) y podrían suponer un nuevo obstáculo en la aceleración de la campaña de vacunación europea.

De cara al conjunto de la semana, lo más relevante serán las reuniones de bancos centrales: Fed (miércoles), Banco de Inglaterra (jueves) y Banco de Japón (viernes), en los que esperamos una actitud de “esperar y ver” cómo evoluciona el ritmo de recuperación económica y cómo se comporta la inflación, bajo la premisa general de un repunte de precios coyuntural pero no estructural que permita mantener unas políticas monetarias ampliamente expansivas que apoyen unas condiciones financieras favorables a la recuperación económica. En este sentido, esperamos flexibilidad para afrontar un repunte rápido e indeseado de TIRes, tal y como hizo el BCE la semana pasada.

Desde el punto de vista macro, la atención estará en los indicadores más adelantados de ciclo, ZEW de febrero en Alemania y Eurozona y encuestas manufactureras de marzo en Estados Unidos (NY y Filadelfia), donde también contaremos con ventas minoristas y producción industrial de febrero.

Hemos actualizado nuestra Visión de Mercado, tras un mes de febrero caracterizado por la salida de flujos de inversión de Renta Fija y entrada en Renta Variable, intensificándose el giro a ciclo/value (Russell, Ibex, Eurostoxx) desde crecimiento (Nasdaq). La atención de cara a próximos meses se centrará en: 1) Expectativas de inflación: que esperamos continúe subiendo en los próximos meses, pero contenida a medio plazo por la desaparición de efectos base y determinados cuellos de botella. La clave para que las bolsas no pierdan su tendencia alcista a medio plazo es que se mantenga el apoyo de los bancos centrales con políticas monetarias ultraexpansivas, posible si se confirma nuestra tesis de ausencia de presiones inflacionistas a medio plazo. 2) Evolución de la pandemia y vacunación: la reciente mejora de las curvas de contagio debería permitir una reapertura gradual de las economías. Claramente el principal riesgo es el ritmo de vacunación heterogéneo y las dudas sobre la efectividad de las vacunas actuales ante nuevas cepas, pero seguimos barajando un escenario de recuperación para 2021 a medidas que se vaya resolviendo la escasez de dosis en el corto plazo y con llegada de nuevas vacunas a medida de avance el año. En conclusión: mantenemos nuestra visión positiva sobre las bolsas, especialmente las europeas, y con la convicción de que la rotación a ciclo es una tendencia que continuará a medio plazo. Aun así, la gradualidad que esperamos en el repunte de TIRes, gracias al apoyo continuado de los bancos centrales (ya demostrado la pasada semana por el BCE y que esperamos confirmen ésta el resto de bancos centales), nos llevan a mantener nuestro sesgo en carteras de 60% ciclo y 40% defensivo. Para más información (pinche aquí).