Los inversores van a optar por ‘huir’ de sus posiciones de mayor riesgo ante la aparición de una nueva variante del Covid-19

coronavirus

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | En una sesión de escasa actividad, algo que suele ser habitual cuando el mercado de Wall Street se mantiene cerrado, y ayer lo estuvo por la celebración en Estados Unidos del Día de Acción de Gracias, los principales índices europeos cerraron ligeramente al alza, liderados por los valores de corte más defensivo, entre los que destacó el buen comportamiento de las utilidades. En sentido contrario, los de corte más cíclico, como las compañías ligadas al ocio y al turismo, los del automóvil y los de las materias primas minerales, fueron los que peor lo hicieron durante la jornada, cerrando todos ellos a la baja. 

Al positivo comportamiento de las bolsas europeas ayer también ayudó el repunte de los precios de los bonos, que propició un ligero descenso de sus rentabilidades, algo que fue bien acogido por los mencionados valores defensivos, que tienen en su elevada rentabilidad por dividendo su mayor atractivo, y que suelen competir con los bonos por el favor de los inversores, así como por los valores tecnológicos, que llevaban varias sesiones siendo duramente castigados por los inversores como consecuencia del repunte experimentado durante las mismas por los rendimientos de los bonos. 

Por lo demás, señalar que la atención de los inversores sigue centrada en la evolución de la pandemia en Europa, región que concentra en la actualidad casi el 70% de los nuevos casos de Covid-19 en el mundo. Todo parece indicar que los gobiernos de la región van a optar por el momento por medidas de tipo quirúrgico, renegando de los confinamientos globales de la población que, como venimos señalando en nuestros comentarios, conllevarían un elevado coste político y económico que no están dispuesto a asumir. Así, todo parece indicar que estos gobiernos, con el nuevo ejecutivo de coalición alemán a la cabeza, van a promover el uso de los pasaportes sanitarios, el impulso de las vacunaciones y la generalización del uso de dosis de refuerzo para toda la población. Es más, la Comisión Europea (CE) tiene previsto proponer que sea necesaria una tercera dosis de la vacuna para mantener el “pasaporte covid”, decisión que, de prosperar, va a generar mucha controversia. Por su parte, la OMS dijo ayer que era el momento de comenzar a discutir la posible obligatoriedad de las vacunas contra el Covid-19, algo también muy polémico. 

Hoy será precisamente el Covid-19 el protagonista, para mal, de la sesión en las bolsas mundiales, en una jornada en la que la agenda macro es muy liviana –destaca únicamente la publicación en Francia e Italia del índice de confianza de los consumidores de noviembre y en la Eurozona del agregado monetario M3 del mes de octubre, dato que publica el BCE conjuntamente con la evolución de las cifras de créditos privados y empresariales en la región–. 

Así, cabe señalar que hoy los inversores se han despertado con la noticia de la aparición de una nueva variante del Covid-19 en Sudáfrica y Botsuana que, al parecer, presenta una elevada cantidad de mutaciones que podrían hacerla más transmisible y permitirle evadir algunas de las respuestas inmunes desencadenadas por una infección previa o por las vacunas. Es por ello que la OMS ha convocado para hoy una reunión de expertos de emergencia para discutir si declarar la nueva cepa como una «variante de preocupación». Esta noticia ha propiciado fuertes caídas en las bolsas asiáticas, descensos que esperamos se extiendan a las bolsas europeas cuando abran esta mañana, en una jornada en la que los inversores van a optar por “huir” de sus posiciones de mayor riesgo. Esperamos, por tanto, que los valores más ligados al ciclo económico, especialmente los del ocio y turismo, sean los más castigados, mientras que los de corte más defensivo y los tecnológicos es posible que aguanten algo mejor. También esperamos que entre dinero en los bonos, lo que propiciará una caída de sus rendimientos, mientras que el precio del crudo y de otras materias primas es muy probable que caigan con fuerza. Hasta que no se sepa más de esta variante, y en este sentido, cabe recordar que en lo que llevamos de pandemia se han identificado muchas variantes a las que la OMS ha dado el título de “variante de preocupación” que luego han prosperado poco o, incluso, desaparecido, es muy complicado poder sacar conclusiones. Es por ello que, antes de “volverse loco” y comenzar a reducir posiciones, esperaríamos a tener más información sobre la nueva variante y su evolución. No obstante, como se suele decir, el “dinero es el animal más miedoso del mundo”, algo que podremos comprobar nuevamente durante la sesión de HOY. 

Por último, recordar que hoy la sesión en Wall Street terminará antes de lo normal lo que, unido a que muchos agentes de este mercado se encuentran de vacaciones, reducirá considerablemente los volúmenes de actividad, lo que, a su vez, puede incrementar mucho la volatilidad en el mercado.