Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 17 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en Noticias Premium Lunes, 26 de febrero de 2018 08:30

Julián García Valverde: “En el AVE a La Meca no vamos a perder dinero, aunque no ganaremos lo previsto”

Fernando G. Urbaneja/Luis Alcaide | Entre lo público y lo privado. Julián García Valverde, fundador de Imathia y Consultrans –ingeniería, consultoría, construcción y gestión de contratos internacionales de infraestructuras– trabajó para el sector público entre 1971 y 1997: profesor asociado de microeconomía en la UAM, subdirector general de estudios en Industria, vicepresidente del INI, presidente de RENTE, ministro de Sanidad y consejero de Economía y Comercio en la Embajada de España en Londres.

 

La experiencia de colaboración público-privada ¿les anima a repetir el modelo?

 

Todos hemos aprendido de la experiencia. No es fácil hacer compatibles los intereses de ambas partes, por ejemplo respecto a la rentabilidad. A los privados les agobia el coste del dinero, el aval… el público eso lo maneja mejor. Pero creo que es una fórmula interesante que puede ser útil si se aprovechan los puntos fuertes de cada lado. En cualquier caso hay que resaltar la importancia de la Alta Velocidad, y cómo la apuesta pública hecha en los años 80 y 90 ha propiciado un despegue en España de un sector como el ferroviario que hoy tiene muchas oportunidades. Cuando yo llegué a RENFE me sorprendió que no tuviéramos catálogo de producto. Diseñar y poner en marcha la Alta velocidad, las Cercanías… y que funcione supuso también abrir oportunidades a largo plazo a la industria española. La inversión pública actúa como motor para generar sectores competitivos. Lo hemos visto en la construcción y las infraestructuras con empresas españolas de primer nivel. Además contamos con muy buenos ingenieros salidos de escuelas muy competitivas.

 

¿Cree que esa experiencia es trasladable a otros sectores?

 

Sí, desde luego. No entiendo que no estemos trabajando a fondo en almacenamiento de energía. En renovables estamos cada vez mejor, incluso algunos proyectos están demostrando que ya no hacen falta ayudas del Estado. Nos sobra capacidad instalada, tenemos tecnología para renovables y la solar ya no necesita primas. Tendríamos que investigar en almacenamiento, por ejemplo promover una empresa pública dedicada a investigar en baterías y almacenamiento de energía.

 

PARA LEER LA ENTREVISTA COMPLETA ACCEDA A LA ZONA PREMIUM